Zelaya da ultimátum a golpistas para que restituyan orden constitucional

15 de julio 2009. – El presidente legítimo de Honduras, Manuel Zelaya, dio este lunes un ultimátum a las autoridades de facto que tomaron el poder a través de un golpe de Estado, para que antes de la próxima cita en Costa Rica, prevista para esta misma semana, se restituya la institucionalidad en el país centroamericano, o de lo contrario “fracasará la mediación y se procederá a ejecutar otras medidas”.

“En virtud del incumplimiento, en cuanto a la restitución del orden constitucional, damos plazo hasta la próxima reunión de mediación para que se cumplan los mandatos expresos de las organizaciones internacionales, de lo contrario fracasará la mediación y se procederá a
ejecutar otras medidas”, aseguró Zelaya.

Durante una rueda de prensa que ofreció desde Managua, capital de Nicaragua, Zelaya anunció que se espera que la próxima reunión para continuar con el proceso de mediación que se lleva cabo en Costa Rica se produzca en el transcurso de esta semana.

El mandatario leyó un comunicado en donde expresa que ante los retrasos e incumplimiento de las resoluciones adoptados por organismos como la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por parte del gobierno de facto “sólo pretenden buscar tiempo para llevar a cabo un proceso electoral en condiciones de facto”.

Agregó que su gobierno considera ofensivo la pretensión del régimen de facto de dar largas a la mediación, cuyo único objetivo debe ser cumplir la resoluciones de la OEA y de la ONU, que rechazaron el golpe de Estado y exigen su restitución en el poder.

Asimismo, denunció la represión y persecución contra el pueblo hondureño, políticos y representantes de su gobierno.

“Los miembros de mi gobierno han sido objeto de persecución, cancelación cuentas bancarias, lo que evidencia que el régimen se sustenta a través de las armas. Además hostigan a periodistas extranjeros y se meten en viviendas de personas que han rechazado el golpe militar”, afirmó.

Aseveró que ante estas acciones “criminales” su gobierno denuncia ante la comunidad internacional que el “único objetivo de esta dictadura es utilizar a Óscar Arias”.

Zelaya expresó que su gobierno se mantendrá en la mesa de mediación sólo bajo la premisa de que a través del mediador (Arias) se garantice su restitución.

Al responder a las preguntas de los periodistas, Zelaya aclaró una vez más que en esta mesa de diálogo “no hay negociación y en eso hemos sido claros. No puede haber un presidente que no haya sido electo por el pueblo, lo demás es una farsa”.

Dijo que “después de las resoluciones tomadas por la OEA y la ONU, la mesa de diálogo tendrá como objetivo garantizar que se cumplan esas resoluciones. No va a haber diálogo que no sea en base a esos planteamientos”.

Zelaya además aclaró ante los medios que “no hemos dicho que el diálogo ha fracasado, pero, si los golpistas insisten en desconocer la OEA y a la Carta Interamericana y la Constitución de Honduras, consideraríamos que el proceso de mediación estaría en camino de fracasar”.

Recordó también la expulsión el domingo de los periodistas de teleSUR y de la estatal Venezolana de Televisión (VTV) que se encontraban en Tegucigalpa transmitiendo la represión que se vive en el país por parte del gobierno golpista, y aseguró que “los medios pequeños e independientes fueron reprimidos. En Honduras hay un bloqueo mediático”.

El presdiente de Costa Rica, Óscar Arias, fue designado como mediador para lograr la salida del gobierno ilegítimo, liderado por Roberto Micheletti y el regreso de Zelaya al poder.

La primera de estas reuniones de trabajo se efectuó la semana pasada en San José, sin mayores avances.

Micheletti debe salir del poder

El diputado por el partido Unificación Democrática (UDE), Cesar Ham, sostuvo que el pueblo hondureño y sus autoridades legítimas exigen las restitución inmediata y sin presiones del presidente, Manuel Zelaya, y piden que las autoridades de facto sean castigadas por los delitos que han cometido.

Ham quien forma parte de la comisión que se trasladó a Costa Rica para el proceso de mediación afirmó que “como representantes del partido UDE mantenemos tres premisas y tiene que ver con la restitución inmediata y sin presiones de Manuel Zelaya, segundo que los represores deben ser castigados por delitos de lesa humanidad y tercero que la cuarta urna es un proceso que no puede ser negociado porque Honduras necesita una nueva Constitución”.

Asimismo, indicó que no están dispuestos a participar en un proceso electoral que esté dirigido por la dictadura militar.

“No vamos avalar la dictadura y la represión contra nuestro pueblo, por lo tanto exigimos a Micheletti que salga del poder y vayamos a elecciones democráticas”,dijo.

“Es increíble que las diferencias tenga que resolverse por medios de las armas y reprimiendo nuestros pueblo, es parte de una estrategias de los sectores antidemocráticos que están ensayando en Honduras una nueva forma de subyugar a nuestra gente”, agregó.

El diputado informó que recibieron una comunicación de Costa Rica, donde se convocó a una nueva reunión para continuar la mediación este fin de semana.

Al respecto señaló que la comisión participará siempre que las autoridades de facto estén dispuestas a ceder.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.