OEA seguirá respaldando gestión de Arias y esperará las 72 horas

El mandatario condenó la decisión del gobierno de facto de rechazar las propuestas hechas en Costa Rica. (Foto: teleSUR)
El mandatario condenó la decisión del gobierno de facto de rechazar las propuestas hechas en Costa Rica. (Foto: teleSUR)

En la sesión, el Secretario General del organismo, José Miguel Insulza, consideró “extraordinariamente equilibrado” el proceso de mediación que dirige el presidente de Costa Rica, al tiempo que reconoció el “enorme esfuerzo” que el presidente Arias ha hecho “para buscar un arreglo optando por el respaldo de la OEA”.

———————————————————————————————————————————————————–

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), acordó este lunes que seguirá respaldando los esfuerzos del presidente costarricense, Oscar Arias, y mostró su apoyo a la iniciativa del plazo 72 horas que este solicitó para convencer al gobierno de facto de dejar el poder en Honduras y dar paso a la restitución del mandatario legítimo, Manuel Zelaya.

retario General del organismo, José Miguel Insulza, consideró “extraordinariamente equilibrado” el proceso de mediación que dirige el presidente de Costa Rica, al tiempo que reconoció el “enorme esfuerzo” que el presidente Arias ha hecho “para buscar un arreglo optando por el respaldo de la OEA”.

Si pide otras 72 horas para un último esfuerzo, por lo menos de la parte de este Secretario General tiene la plena confianza y el respaldo para hacerlo. Espero que lo mismo ocurra para nosotros”, dijo Insulza, en referencia a este plazo.

En este sentido, el Secretario General de la OEA aseveró que “debemos unir las fuerzas detrás de la propuesta de Arias, aceptada por el presidente Manuel Zelaya, y hacer un llamado franco a todos los partidarios, tanto los de Zelaya que están molestos y frustrados (…) Un llamado a todos a que demos las 72 horas que Óscar Arias planteó antes de sacar conclusión alguna”.

En el transcurso de la Asamblea extraordinaria los Embajadores de los distintos países miembros del Sistema Interamericano reiteraron su categórica condena al golpe de Estado perpetrado en Honduras el pasado 28 de junio.

Bajo esta premisa, el embajador de Costa Rica ante la OEA, Enrique Castillo, manifestó que “las negociaciones no han fracasado (…) al contrario, este fin de semana progresaron considerablemente”.

No se puede negar que la aceptación de Manuel Zelaya de todos los puntos es un considerable avance en las negociaciones”, dijo Castillo, al tiempo que agregó que la realidad es que “la delegación del gobierno de facto no ha rechazado la propuesta de acuerdo, sino que ha pedido un plazo adicional hasta el miércoles”, argumentó el Embajador.

En este sentido, indicó que la mediación está “bien encaminada”, aunque reconoció que “no podemos tener una garantía de 100 por ciento éxito”.

Por su parte, el Embajador de México ante la OEA, Gustavo Santos, reiteró la enérgica condena al golpe de Estado en Honduras, y recordó que “es imperativo restaurar la institucionalidad democrática, el orden constitucional y el Estado de derecho en el país, así como la restitución en su cargo del presidente, Manuel Zelaya”.

México considera que debe resolverse la crisis que afecta al pueblo hondureño y evitar más derramamiento de sangre. Como señaló Arias, el pueblo hondureño no merece una solución violenta, hay que alcanzar una solución pacífica cuanto antes”, aseveró el representante mexicano.

Respecto al proceso de mediación que presidente Óscar Arias, Santos dejó constancia del “completo respaldo de México a la continuación de los esfuerzos de Arias. Confiamos en que con el empeño del presidente de Costa Rica, y dentro del marco de su propuesta en los próximos días se podrán alcanzar los objetivos contenidos en las resoluciones del periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea General”.

Asimismo los cancilleres de Perú y Colombia, quien se ha mantenido al margen de la situación, respaldaron la decisión de la OEA y el consenso de los demás países.

Sin embargo, pese a la severa condena de varios países, el representante colombiano ante la OEA, Carlos Iván Plazas, declaró que la puerta que “ha abierto con la mediación el presidente Arias es definitiva y consideramos que no es un fracaso. Al contrario, creemos que llegará a feliz término”.

Respecto al plazo propuesto por el presidente de Costa Rica, precisó que Colombia “apoya el plazo propuesto y aquellos que sean necesarios si fuera menester a que se retorne al orden constitucional y al Estado de derecho en Honduras (…) y en especial uno de los puntos que manifestó Arias, a través de un gobierno de unidad y reconciliación nacional”.

Colombia tal como lo manifestó en un comunicado conjunto con Perú agradece y sigue apoyando las gestiones mediadoras de Arias. En ese sentido, creemos que no es un fracaso, sino una puerta que se abrió para conseguir el retorno a la institucionalidad democrática en Honduras”, concluyó el Embajador colombiano.

Seguido a la intervención de Colombia, tomó el derecho a la palabra la embajadora de perú, María Zabala Valladares, quien expresó el “pleno agradecimiento y pleno respaldo a los esfuerzos del presidente Arias para llegar con su mediación a la solución pacífica basada en el diálogo”.

Más temprano, José Miguel Insulza, declaró que en Honduras prevalece una dictadura y que nadie en el mundo apoya al régimen de facto que preside Roberto Micheletti.

“Aquí no hay nadie en el mundo que la apoye, no existe nadie en el mundo que la apoye, entonces, es una locura esto, pero una locura que le puede costar muy caro a los hondureños”, subrayó Insulza a la chilena Radio Cooperativa.

El Secretario General del Sistema Interamericano declaró que el “ánimo es evitar la violencia y la confrontación entre los hondureños”, al tiempo que admitió que “es casi imposible evitarlo o hacer llamados a la calma cuando la dictadura pretende a vista y paciencia de toda la gente quedarse en el poder”.

Insulza se quejó de la falta de cooperación del gobierno de facto con los esfuerzos de la comunidad internacional, la OEA y el presidente costarricense, Óscar Arias, a cargo de la mediación entre Micheletti y el presidente legítimo y constitucional de Honduras, Manuel Zelaya.

Informó que, pese a que Zelaya dio todas las garantías que le pidieron, Micheletti “simplemente no estuvo dispuesto a restablecer la legalidad y la constitucionalidad”, reportó Radio Cooperativa.

Luego que el diálogo que dirige el presidente costarricense fracasara, el Secretario General de la OEA ofreció una rueda de prensa en la que manifestó desde Washington que “vamos a mantener y a ampliar la presión” sobre el gobierno golpista.

Insulza anunció que este lunes se celebrará una Asamblea General extraordinaria de la OEA para analizar nuevamente la situación hondureña.

El secretario general no quiso “adelantar otras formas de actuar” de la OEA, pero lanzó un mensaje al régimen de Honduras, unánimemente condenado por la comunidad internacional: “esto es un golpe que fracasó y tienen que reconocerlo”.

Insulza dijo que se deben aguardar las 72 horas propuestas por el presidente costarricense, Óscar Arias, para encontrar una salida a la crisis hondureña. Más adelante, el titular de la OEA reiteró su “disponibilidad” para buscar un “arreglo” a la crisis en Honduras, siempre que pase por la vía pacífica para no causar “traumas” y lo “más rápido posible”.

Luego que la delegación del gobierno de facto hondureño consideró “inaceptable” la propuesta hecha por el presidente de Costa Rica y anunciara su retirada del proceso de mediación, Arias solicitó 72 horas para continuar haciendo esfuerzos para que los golpistas acepten el primer punto de su propuesta que es el retorno de Manuel Zelaya como mandatario y el retorno del orden constitucional en Honduras.

“No puedo renunciar a trabajar por lo menos tres días más para resolver el desacuerdo y lograr que se acepten los siete puntos de mi propuesta, en especial el primero”, expresó Arias a la salida de la reunión entre ambas partes.

Agregó que si se le da el plazo podría resolver la situación y “tal vez así con ese esfuerzo podemos evitar un derramamiento de sangre en Honduras, que no se lo merece el pueblo”.

Entretanto, el presidente legítimo de Honduras, quien fuera secuestrado y expulsado de su país violentamente el pasado domingo 28 de junio por el régimen golpista, anunció que el próximo fin se semana consolidará su retorno a este país, ” como lo manda la Constitución”, tras el rechazo del gobierno de facto a las propuesta hecha por su homólogo costarricense.

Desde la embajada de Honduras en Nicaragua, el mandatario anunció, que a partir de ahora y tras el anuncio del mediador, Óscar Arias, de suspender el diálogo por 72 horas, él y sus asesores organizarán el proceso para retornar al país con los mecanismos que le otorgan las leyes hondureñas.

También expresó que “la comunidad internacional tiene un reto, porque ha sido burlada por este grupo de golpistas”, que han obstaculizado este domingo el diálogo que intentaba solventar la situación política en la nación.

“Si después de las 72 horas la comunidad internacional ha apretado como debería de apretarse al régimen, que se sostiene con la punta de la bayoneta, no duran ni 24 horas. Pero no podemos confiarnos, yo sólo confío en una elección pública transparente, libre y secreta. Tengo derecho a defenderla no voy a dejar solo al pueblo hondureño en esta lucha”, sostuvo.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.