Acuerdo de San José ''ha fracasado''

Presidente Arias durante la lectura del acuerdo.
Presidente Arias durante la lectura del acuerdo.

El documento plantea un gobierno de unidad nacional, liderado por el presidente legítimo de Honduras, Manuel Zelaya, que deberá regresar el viernes a sus funciones, de la que fueron .

—————————————————————————————————————


El Acuerdo de San José, presentado este miércoles por el presidente de Costa Rica y mediador en la crisis política hondureña, Óscar Arias, como un mecanismo para “revertir” el golpe de Estado en el país centroamericano “ha fracasado”, según lo declaró  la delegación del gobierno constitucional de Honduras.  Los representantes del gobierno de facto tampoco la aceptaron, como esperaba Arias, y sólo se limitaron a prometer que la llevarían a consideración de las autoridades ilegítimas, tal como lo hicieron el sábado pasado.

La representante del gobierno constitucional de Honduras, Rixxi Moncada, consideró que “la propuesta presentada en este momento ha fracasado por la intransigencia del régimen golpista que desde el sábado expresó su desacuerdo” a los puntos propuestos por Arias.

Moncada añadió que “solicitamos al presidente Arias que convoque de urgencia a los presidentes del Sistema de Integración Centroamericano (SICA) y que como presidente pro témpore de este organismo convoque al Consejo de la Organización de Estados Americanos y al Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas para que adopten las medidas coercitivas para someter al régimen golpista al cumplimiento de sus resoluciones en base al derecho interno e internacional”.

Por su parte, el representante del gobierno de facto de Roberto Micheletti, el delegado Mauricio Villeda, manifestó que la propuesta presentada por el mediador, será expuesta a las autoridades de facto este mismo miércoles, y se le entregará a la Fiscalía del Estado, alegando que hay procesos en curso.

Añadió que los miembros del gobierno de facto “con toda seguridad se comunicarán con usted (Óscar Arias) para darle una repuesta”, sobre el acuerdo planteado.

Poco antes,  Arias leyó el citado documento, en el que se plantea un gobierno de unidad nacional y la declaratoria de una amnistía general para los responsables de delitos políticos, cometidos antes y después del 28 de junio, fecha en la que se derrocó al presidente legítimo del país centroamericano, Manuel Zelaya. Exige también el regreso de Zelaya para el viernes próximo.

El tratado, señala en el primero de sus once puntos la conformación de un “gobierno de unidad nacional y reconciliación” integrado por miembros de los diferentes partidos políticos que hacen vida en Honduras.

También se exige “legitimar restitución de José Manuel Zelaya Rosales en la Presidencia de la República hasta el fin del período del que fue electo”.  Este punto fue rechazado el fin de semana pasado por el gobierno de facto hondureño.

Para ello, se propuso un calendario en donde se establece que el próximo 24 julio debe producirse el retorno del mandatario de Hondureño y el 27 de julio se deberá conformar una comisión de la verdad.

La comisión de la verdad deberá verificar los compromisos del acuerdo y esta instancia será presidida por la Organización de Estados Americanos (OEA) y las figuras que considere idóneas para dicha labor.

El documento establece además la renuncia del presidente José Manuel Zelaya Rosales y de su gobierno a la propuesta de colocar una cuarta urna en el proceso electoral y el adelantamiento de las elecciones nacionales del 29 de noviembre para el último domingo de octubre. La entrega del poder deberá realizarse el próximo 27 de enero cuando concluye el mandato constitucional de Zelaya.

También se establece que la comunidad internacional debe hacer efectiva ” la participación plena de Honduras” y en ese sentido se deben activar “los proyectos sostenidos con esta República” y levantar las sanciones impuestas.

Previo a la lectura del acuerdo, Arias esperó que ambas delegaciones lo firmaran, y lo calificó como histórico, pues a su juicio será el primero en la historia de la Humanidad destinado a “revertir un golpe de Estado”.

Agregó que el convenio tiene como objetivo preservar la paz de un “pueblo que merece retornar al orden constitucional y esto pasa por la reconciliación”.

Arias manifestó que las comisiones hondureñas tienen las responsabilidad de “enmendar esta situación para abrirle camino a la paz y a la restitución de la democracia.

Aseveró que “el reloj avanza con rapidez en contra del pueblo de Honduras, por muy intensas que sean las historias personales de ambas partes en conflicto no hay mayores victimas que el pueblo”.

El mandatario centroamericano dijo que si las partes no aceptan el acuerdo y “si no quieren seguir con esta mediación, puede buscar otros espacios como la OEA, que me parece idóneo, pero pueden pensar en muchos otros”.

Más temprano, antes de partir hacia Costa Rica, el canciller de facto de Honduras Carlos López, reiteró que no permitirán el regreso del presidente legítimo de Honduras, Manuel Zelaya.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.