Delegación de gobierno de facto de Honduras no fue recibida por Insulza en la sede de la OEA

El Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, se reunió hoy por primera vez con una delegación del Gobierno de facto de Honduras, dirigido por Roberto Micheletti desde el golpe de Estado del 28 de junio y al que se ha negado a reconocer.

Insulza recibió en su residencia privada a la delegación, compuesta por algunos de quienes han representado al nuevo Gobierno en el proceso de diálogo propulsado por el presidente de Costa Rica, Óscar Arias.

“Tuvimos una conversación muy larga, muy interesante y creo que muy constructiva”, dijo el titular de la OEA en un comunicado difundido tras el encuentro.

La reunión se produce dos días después de que el Ejecutivo de Micheletti suspendiera la visita de la misión de cancilleres que la OEA tenía previsto enviar el pasado lunes al país en rechazo a la presencia en ella del propio Insulza.

El Gobierno de facto, que acusaba al secretario general de “falta de objetividad, imparcialidad y profesionalismo en el ejercicio de sus funciones”, accedió finalmente a permitir que el diplomático chileno participe “a título de observador” en la comisión, cuya visita quedó aplazada hasta finales de agosto.

Insulza mostró su confianza en que el diálogo que mantuvo hoy con la delegación hondureña “redunde en beneficio de la misión” que el organismo enviará “próximamente” a Honduras.

El pasado 4 de julio, la OEA acordó suspender a este país centroamericano del organismo, ante su negativa a reinstaurar en el poder al depuesto presidente Manuel Zelaya, expulsado del país por los militares el 28 de junio.

El nuevo Gobierno no tardó en calificar de “parcializado” el informe que condujo a la suspensión, firmado por Insulza, lo que elevó las tensiones entre ambas partes.

Pese a que el mismo día del golpe de Estado la OEA emitió una resolución en la que se estipulaba que no se reconocería a “ningún gobierno” que surgiera “de esta ruptura institucional”, Insulza ha admitido en declaraciones recientes que las relaciones se encuentran actualmente “en una fase distinta”.

En concreto, el pasado 21 de julio, Insulza negó que el diálogo con el Ejecutivo de Micheletti vaya en contra de lo decidido por la OEA y aseguró que la decisión de interrumpir el contacto con Honduras “llegó hasta su suspensión” del organismo.

Sin embargo, reconoció que el acuerdo expresado en la resolución del organismo del 28 de junio “obligó al secretario general” a no mantener ningún contacto con el nuevo Gobierno hondureño y precisó que las conversaciones se han mantenido hasta ahora a nivel de cancilleres.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.