Corte Suprema de facto hondureña rechaza propuesta de Arias

El presidente de la Corte Suprema de facto de Honduras, Jorge Alberto Rivera. (Foto:Archivo)
El presidente de la Corte Suprema de facto de Honduras, Jorge Alberto Rivera. (Foto:Archivo)

La OEA ha manifestado en reiteradas ocasiones su respaldo a la restitución del presidente legítimo de Honduras, Manuel Zelaya, y a implementar una salida negociada con el régimen de golpista de Roberto Micheletti. No obstante, la administración de facto insiste en permanecer en el poder, mientras la resistencia popular contra sostiene que seguirá en las calles hasta que sea necesario.



Cuando faltan horas para la llegada de la misión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA)   a Honduras que tiene como objetivo lograr que el gobierno de facto acepte la propuesta del presidente de Costa Rica, Óscar Arias, para retomar el hilo constitucional, la Corte Suprema del régimen ilegítimo rechaza este domingo en un comunicado el Acuerdo de San José.

“Cualquier arreglo de tipo político que se derive del Acuerdo de San José, no obstante su objetivo de lograr la unidad y reconciliación nacional”, debe implementarse “bajo el amparo de la Constitución y las leyes” de Honduras, señala  un comunicado difundido este domingo por la Corte.

En el texto, el órgano judicial sentencia que no aceptará la solución negociada que sugirió el mandatario costarricense desde la capital de su país, como alternativa para terminar con la crisis originada por el golpe de Estado, por considerarla fuera de la Legislación local.

“Sería un auténtico contrasentido” que el acuerdo se implementara fuera de la Legislación hondureña, refiere en el comunicado la Corte.

El plan Arias contempla la creación de un Gobierno de unidad y reconciliación nacional, encabezado por el presidente derrocado por el golpe militar, Manuel Zelaya, el adelanto de las elecciones, una amnistía para los delitos políticos, una comisión de la verdad y otra de verificación, entre otros aspectos.

La vicecanciller hondureña de facto, Martha Alvarado, dijo a la prensa que los cancilleres son “bienvenidos”, pero reiteró que el retorno de Zelaya, como lo contempla el acuerdo de San José, “no es negociable” y que “la comunidad internacional no puede imponerle a un país lo que sea por encima de las leyes”.

La administración de Roberto Micheletti y todos los entes que se desglosan de ésta, se desenvuelven en el marco de la ilegalidad, por ser un gobierno instaurado fuera de los estatutos que contempla la Constitución de Honduras, a partir de un golpe de Estado.

La OEA ha anunciado que enviará este lunes una comisión para dar un nuevo impulso a sus gestiones en Honduras y convencer al gobierno de facto de que acepte el Acuerdo de San José.

Según la agenda, la delegación de la OEA tenía planeado reunirse en Honduras con distintas instancias públicas y privadas con el fin de impulsar la firma del Acuerdo de San José.

La misión está compuesta por el secretario de Estado de Canadá para Asuntos Exteriores en el continente americano, Peter Kent; y los cancilleres de Argentina, Jorge Taiana; Costa Rica, Bruno Stagno; Jamaica, Kenneth Baugh; México, Patricia Espinosa; República Dominicana, Carlos Morales Troncoso, y Panamá, Juan Carlos Varela.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.