Micheletti en un lapsus reconoció que dió golpe de Estado


La torpeza del dictador no tiene límites, en una entrevista ayer sin darse cuenta reconoció que lo que hubo en Honduras fue golpe de Estado, miren la expresión que dió “En todos los países del mundo donde ha habido golpe de Estado y luego ha habido una sucesión constitucional, se han aceptado a esos (gobiernos de) países. Igual tiene que suceder aquí en Honduras”.

El dictador sin darse cuenta reconoció que dió golpe en nuestro país, reconociendo que todo el montaje que han dado los golpistas, es solo un intento desesperado ante la reacción internacional, lástima que no hemos conseguido el vídeo en el cuál Micheletti dijo eso, porque en verdad lo dijo, lo vimos en Canal 36.

De nada le sirvió todo el show que montaron los golpistas, porque el mismo dictador “metió las cuatro” y calificó lo sucedido cómo estos traidores a la patria no han querido reconocer, y de paso reconoció que rompieron la Constitución, y que cometieron delito.

Podemos concluir varias cosas, una de esas es que el dictador insinúa que todos deben aceptarle sí ó sí su golpe de Estado, y otra cosa es que todos tienen que aceptarle sí ó sí sus elecciones ilegales y sin garantías.

Elecciones al estilo Honduras quieren

Este término se hizo famoso en la época de las dictaduras militares, las cuáles el dictador convocaba unas elecciones fraudulentas, y no libres para legalizarse y legitimarse, esta misma táctica la quiere hacer Micheletti.

El dictador no disimula y da parte de su plan, al asegurar que la gente votará cómo nunca antes en la historia, uno queda ¿cómo puede saber que el pueblo se volcará masivamente a las urnas ante semejante escenario?, pues lo que pasaría en realidad es que llenarían urnas, proyectarían actas con elevadísimos porcentajes, para inflar cantidad de votos, y así gritar los golpistas, ¡viva Honduras!.

El fraude ya es manifiesto

Para que vea la comunidad internacional y los hondureños, los golpistas ya dejan entrever sus tácticas fraudulentas, el empresario golpista, Adolfo Facussé, adelantó que le darán “descuentos” en productos a las personas que enseñen su dedo manchado con tinta cómo prueba de que fue a votar el día de las elecciones, ó sea comprar votos.

Esta táctica es ilegal, y a su vez delictiva porque solo el TSE puede promocionar el proceso, pero no solo eso, ¡es un fraude!, porque es una forma disfrazada de comprar votos, la que propone el empresario golpista, situación que puede alterar un resultado electoral.

Por la simple razón de que quizás algunas personas que no pensaban votar, decidan hacerlo por esa “oferta”, algo que alteraría el resultado natural del proceso, aunque claro, esta idea que propone el empresario es un insulto a los hondureños.

Creen que no tenemos dignidad y que la gente se va a dejar vender por estas movidas, que con esos ofrecimientos comprarán nuestras conciencias, y olvidar todo el desastre que han provocado en este país.

Esta es una prueba fehaciente que estos usurpadores del poder no ofrecen elecciones transparentes, ni limpias, simplemente buscan manipular el proceso para que les acepten el golpe de Estado, y eso todo mundo lo sabe, y por eso nadie se lo reconoce porque se sabe de forma manifiesta que eso buscan.

Micheletti por sus ambiciones de poder quiere que le acepten el golpe de Estado, y que América Latina vuelva a las asonadas militares, y el dictador dice ser democrático, miren cómo son las cosas, estos usurpadores solitos se contradicen.

No sé cómo puede hablar de elecciones con semejante actitud y pensamiento, de que no vale lo que vote el pueblo en las urnas, si empresarios y militares quieren lo contrario, y al ser golpe quiere que se lo reconozca el mundo entero.

El empresario Facussé claramente reconoció de que no hay ambiente electoral, y que la gente no anda pensando en ir a votar, por eso buscan sobornarla para que asista a las urnas, ¡qué vergüenza!.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.