Se atribuye grupo clandestino de derecha la colocación de una bomba en canal 36

Tegucigalpa, 12 de septiembre. Un presunto grupo clandestino de derecha se adjudicó hoy en Honduras la colocación de una bomba lacrimógena que estalló en el canal 36 de la television local, que junto con el diario El Tiempo y la radiodifusora Globo mantienen la cobertura informativa de los hondureños que reclaman el restablecimiento del orden constitucional y denuncian al gobierno de facto.

Canal 36 Cholusat Sur
Canal 36 "Cholusat Sur"

El grupo autodenominado Comando Central del Frente Armado Nacional General Álvarez Martínez” dejó en las instalaciones de la emisora varias hojas volantes en las que señaló que “a raíz de los últimos acontecimientos patrióticos se ha decidido integrar este frente armado de lucha anticomunista para defender nuesta patria”.

“El mejor zelayista es el zelayista muerto”, señaló en otro de sus párrafos la primera proclama pública de esta organización de la extrema derecha, que se autoproclamó defensor del país en contra “de quienes quieren convertirlo en un reducto del totalitarismo zelayista, chavista y castrista”.
Gustavo Álvarez Martínez fue jefe de las fuerzas armadas hondureñas de mayo de 1982 a mayo de 1984, durante el gobierno del presidente Roberto Suazo Córdova, general que se caracterizó por la protección a las fuerzas contrarrevolucionarias de Nicaragua, financiadas por el gobierno de Estados Unidos, así como por la presión a las agrupaciones hondureñas que se oponían a las actividades contra el Frente Sandinista de Liberación Nacional nicaragüense.

Se le atribuye a Álvarez Martínez la creación del escuadrón de la muerte 3-16 dentro de la institución castrense y ha sido señalada como responsable del secuestro y desaparición de 184 líderes populares en la década de 1980.
Radio Globo y canal 36, que se han quejado de hostigamiento policial después del golpe de Estado del 28 de junio, han denunciado ante la opinión pública que en represalia por su apoyo al presidente constitucional Manuel Zelaya, las instituciones financieras Banco Ficohsa, Tigo y City Group han realizado acciones para asfixiarlos económicamente.

En el plano diplomático, este sábado se conoció la versión de que la Organización de Naciones Unidas (ONU) decidió suspender la asistencia que tenía acordada para el proceso electoral de noviembre próximo en Honduras.
El embajador hondureño ante la ONU, Jorge Arturo Reina, informó que la ayuda del organismo por medio de su Programa para el Desarrollo (PNUD) quedará anulada el próximo lunes, a consecuencia de las gestiones realizadas por países latinoamericanos, que también han promovido el desconocimiento de los comicios generales de este año.

Fuente: voselsoberano.com

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.