Gobierno de facto decreta nuevo toque de queda en Honduras

 Cientos de ciudadaos se concentran al frente de la sede de la ONU en Tegucigalpa.(Foto: teleSUR)

Cientos de ciudadanos se concentran al frente de la sede de la ONU en Tegucigalpa.(Foto: teleSUR)


El gobierno de facto de Honduras reactivó este lunes el toque de queda en el país centroamericano, en momentos en los que cientos de personas han salido a las calles para manifestar su apoyo al regreso del presidente legítimo, Manuel Zelaya.

El toque de queda rige desde las 16H00 locales (22H0 GMT) hasta las 07H00 locales (13H00 GMT), dio a conocer el Ejecutivo ilegítimo en una cadena de radio y televisión.

Esta información había sido confirmada minutos antes por el embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton Matos.

“La dictadura hondureña acaba de ordenar el toque de queda en Honduras”, dijo Chaderton Matos en la sesión extraordinaria de la OEA que se celebra este día para discutir la crisis hondureña.

Entretanto, cientos de civiles han salido a las calles de Tegucigalpa y han rodeado los edificios de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y de la embajada de Brasil, donde se encuentra Zelaya.

La enviada especial de teleSUR a Honduras Adriana Sívori, informó que las fuerzas militares se encuentran en los alrededores de la embajada brasileña para replegar a los manifestantes, pese a que constantemente siguen llegando más personas desde varias ciudades del interior del país centroamericano.

Helicópteros de la fuerza armada hondureña se encuentran sobrevolando la embajada de Brasil en Tegucigalpa para vigilar la presencia de los manifestantes en apoyo al presidente Zelaya, lo cual preocupa a los seguidores del mandatario quien ha hecho un llamado de paz a las fuerzas militares de su país.

Sívori, ha informado que un trabajador de Radio Globo ha sido víctima de presión por parte de fuerzas militares hondureñas para dejar de informar sobre todo lo ocurrido en el país en las últimas horas.

Alrededor de 20 hombres armados y encapuchados han llegado a casa de este comunicador para amedrentar a su familia de continuar ejerciendo su profesión y comunicar todo lo ocurrido en la nación centroamericana. El periodista ha denunciado que teme por la vida de sus familiares.

Igualmente, Sívori informó que la comunicación telefónica interna en el país ha sido difícil pues las empresas operadoras de telefonía parecen cortar las llamadas, lo que dificulta el manejo de la información sobre lo que ocurre en el país.

Los manifestantes han afirmado que estarán en la calle el tiempo necesario para proteger la integridad del Presidente. Dijeron estar sumamente preocupados por lo que pueda pasar en las próximas horas, concluyó Sívori.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.