Barrios y colonias de la capital enfrentan al régimen

image

La población se ha decretado en contra del gobierno usurpador y defiende cada posición, el dictador Roberto Micheletti ha desatado una guerra civil que de Tegucigalpa se extendió a todo el país.



Redacción / EL LIBERTADOR

Tegucigalpa. “Protestábamos pacíficamente cuando vinieron los policías y empezaron a disparar, piensan que así nos van a callar, nosotros desconocemos este gobierno de facto y vamos a luchar hasta que se restituya al Presidente Manuel Zelaya en su cargo”, aseveraba un habitante de la capitalina colonia El Pedregal, que por razones de seguridad se omite su nombre.

Otro de los pobladores de esta zona capitalina sostuvo: “acá vamos a estar para enfrentar a los policías, no les tenemos miedo. Hirieron a un muchacho, la bala le pasó por las dos piernas, pero nosotros no nos iremos hasta que vuelva Mel al poder”. Horas después, los vecinos de El Pedregal repelaban al comando militar que intentó reprimirlos.

Por su parte, los vecinos de San José de la Vega tomaron el bulevar Kuwait como trinchera para evitar el ingreso de los uniformados. “Llamamos a las personas que viven en La Peña, La Sinaí y demás colonias para que vengan a apoyarnos, vamos a luchar para que Mel Zelaya regrese a la Presidencia”, pidió una joven.

TEGUCIGALPA INSURRECTA

BARRIOS1.gifEn los distintos barrios y colonias de la capital, grupos de manifestantes protestaron contra el régimen de facto, donde fueron reprimidos por fuerzas anti-motines con gases lacrimógenos.

En la colonia Kennedy, los habitantes informaron que “hablamos con los agentes de la posta policial para que nos permitieran hacer una marcha pacífica, nos dijeron que teníamos una hora para hacerlo”.

Al cumplirse el plazo, los efectivos dispararon gas pimienta sin mediar palabras. “Hicieron una cacería de los jóvenes, incluso se metían a las casas a sacar a quienes se refugiaban ahí, allanando la propiedad privada. Disparaban balas de verdad, que después Ramón Custodio no diga que son de goma”.

En la colonia Centroamérica Oeste una moradora insistía: “Vamos a seguir en resistencia, vamos a seguir en resistencia”, mientras un vecino gritaba que “es importante una Constituyente, nos hemos quitado la venda de los ojos porque no es posible que sigan golpeando a nuestros jóvenes, mujeres y niños”.

A medida avanzaba el día, llegaban reportes de las colonias Travesía, la Fuente, El Carrizal, Altos del Trapiche, Las Brisas, El Hato de Enmedio, la Villa Olímpica, Santa Fe, El Pedregalito, La Haya, Miraflores, entre otras, donde los residentes se declararon en resistencia, por eso los militares y policías llegaron a disparar con el objeto de llevar detenidos a los hondureños en contra del régimen de facto.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.