Zelaya interviene en la Asamblea General de la ONU vía telefónica

Nueva York (dpa) – El presidente derrocado hondureño, Manuel Zelaya, se dirigió hace unos momentos a la Asamblea General de la ONUllamada de teléfono durante la intervención de la canciller de su gobierno, Patricia Rodas, para pedir “una posición firme” contra “la fuerza y la barbarie”. a través de llamada de teléfono durante la intervención de la canciller de su gobierno, Patricia Rodas, para pedir “una posición firme” contra “la fuerza y la barbarie”.

“Tengo en mi mano al teléfono al presidente José Manuel Zelaya Rosales”, dijo Patricia Rodas sosteniendo su celular al inicio de su intervención en la Asamblea. Zelaya, desde la embajada brasileña de Tegucigalpa donde se encuentra refugiado desde que regresó al país el 21 de septiembre, saludó a las Naciones Unidas en medio de un fuerte aplauso por parte de los países presentes en la Asamblea en ese momento. “Los que tenían alguna duda de que aquí se está instalando una dictadura, ahora, con todo lo que ha pasado en 93 días de represión, creo que están despejadas estas dudas”, dijo Zelaya.

“En Honduras se ha instalado además de un golpe de Estado una dictadura, se han suprimido las libertades de los hondureños, se reprime violentamente al pueblo hondureño”. “Hoy los únicos dos medios de comunicación, un radio a nivel nacional, radio Globo, y una televisión a nivel nacional, Canal 36, los dos únicos medios de comunicación opositores a la dictadura, han sido canceladas sus frecuencias, invadidas sus oficinas, confiscados sus equipos de transmisión”, denunció Zelaya en su intervención inesperada. “Se comete un grave crimen al callar la voz del pueblo”, dijo el presidente derrocado.

“Solicito a las Naciones Unidas cooperación para recobrar el Estado de derecho y la libertad que merecen los hondureños”, agregó. “Solicito a las Naciones Unidas apoyo para que se mantenga una posición firme de parte de las naciones (…) en contra de la fuerza y de la barbarie”.

Zelaya también pidió a las Naciones Unidas que se les dé “las garantías para nuestra propia integridad personal y la vida de las personas que estamos siendo acechados con gases químicos y con interferencia electrónica en esta sede diplomática de la hermana República de Brasil”. Además, Zelaya reconoció el valor del presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, de “sembrar interés por sostener las democracias y por luchar contra los golpes de Estado”.

“Solicito a las Naciones Uniadas su apoyo para revertir este golpe de Estado y para que la democracia sea realmente un bien universal”, concluyó Zelaya que se despidió con un “Buenas tardes” dirigido a los presentes, y que fue seguido de un fuerte aplauso por parte de las delegaciones presentes en la Asamblea.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.