Resistencia hondureña protestó contra golpistas

 Las marchas estuvieron rodeadas de policías y en la del canal 36, los funcionarios amenazaron a los manifestantes. (Foto:Archivo)

Las marchas estuvieron rodeadas de policías y en la del canal 36, los funcionarios amenazaron a los manifestantes. (Foto:Archivo)

Los protestantes que se concentraron tanto en el embajada de EE.UU. como en el canal 36, exigían la restitución del orden constitucional de la nación, a todo riesgo, pues durante las suspensiones de garantías que se han decretado desde que las autoridades de facto hondureño usurparon el poder el pasado 28 de junio, lo que prevalece es la represión al pueblo.


Pese al estado de sitio de 45 días decretado por el régimen de facto hondureño, el frente de la resistencia hondureña contra el golpe de Estado realizó este jueves dos manifestaciones, una frente a la embajada de Estados Unidos, (EE.UU.) en Tegucigalpa y otra frente al canal 36, que fue cerrado recientemente por las autoridades ilegítimas de la nación.

Cerca de medio millar de seguidores del presidente legítimo de Honduras, Manuel Zelaya, derrocado mediante un golpe militar el pasado 28 de junio, se concentraron frente a la sede diplomática de EE.UU., y estuvieron rodeados durante el tiempo que permaneció la protesta, por 200 policías.

“El frente de resistencia no se va a paralizar, haya o no toque de queda. Esta no es resistencia de un rato, esta resistencia es por que tengamos una asamblea constituyente y una nueva constitución”, remarcó Juan Barahona, coordinador general del Frente de Resistencia.

Por su parte, los concentrados en el canal 36, llevaban banderas, carteles y mantas con  leyendas, en rechazo a la represión a la que ha sido sometida la resistencia del país, y en apoyo al retorno de Zelaya.

Los manifestantes denunciaron que alrededor de 200 policías que rodeaban la concentración, les amenazaron constantemente, tratando de obligarlos a dispersarse, pero los organizadores de la manifestación lograron controlar a la multitud para mitigar un poco la intensión de los funcionarios de utilizar la fuerza.

Las autoridades de facto de Honduras dieron a conocer el pasado domingo mediante gaceta oficial la suspensión de las garantías constitucionales por 45 días. Estas medidas contra el pueblo fueron tomadas sobretodo por la presencia en la nación del Jefe de Estado derrocado, Manuel Zelaya, quien se encuentra en la embajada de Brasil en Tegucigalpa desde el 22 de septiembre.

El decreto de los golpistas restringe las libertades de circulación y expresión, y prohíbe las reuniones públicas, entre otras medidas.

El Canal 36 Cholusat Sur, y Radio Globo, únicos medios hondureños que rechazaban las practicas inconstitucionales del gobierno de facto y que quedaban al aire, fueron clausurados y desmantelados el lunes de madrugada, en una clara agresión contra la libertad de prensa considerada por la comunidad internacional como una muestra del caracter dictatorial del régimen de facto instalado en la nación centroamericana.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.