Resistencia luchará para que no hayan elecciones en Honduras sino se restituye a Zelaya

 El líder de la resistencia hondureña, Juan Barahona en entrevista exclusiva para teleSUR. (Foto: teleSUR)

El líder de la resistencia hondureña, Juan Barahona en entrevista exclusiva para teleSUR. (Foto: teleSUR)

Barahona considera que estos comicios están fuera del marco legal y expresó que ya el pueblo no cree en el diálogo, pues definen las conversaciones como parte de una estrategia de Micheletti para no devolverle el cargo que legalmente le corresponde a Zelaya.



El dirigente del Frente de la Resistencia contra el golpe de Estado en Honduras, Juan Barahona, aseguró que de no resultar restituido el presidente legítimo, Manuel Zelaya, a su cargo , se luchará para que no se lleven a cabo las elecciones presidenciales previstas para el próximo mes de noviembre.

Barahona señaló que el Frente hará todo lo que esté en sus manos para que las elecciones no se realicen, pues aseguró que esto está fuera del marco constitucional y de las leyes.

Asimismo, expresó que el Gobierno de facto de Roberto Micheletti busca ganar tiempo para que Zelaya no sea restituido y así se den las elecciones presidenciales.

“Ellos quieren ganar tiempo y nosotros vamos a continuar nuestra lucha, haya o no una reunión, ojala que se logre un buen resultado, pero nosotros continuaremos en la lucha por el país”, manifestó el dirigente de la Resistencia.

Barahona expresó que el pueblo y el Frente hondureño perdieron la confianza y la credibilidad en el diálogo que comenzó el pasado 7 de octubre entre una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) representantes de Micheletti y de Zelaya.

“El Frente de Resistencia a ratificado no creer en el diálogo, porque esto es simplemente un tiempo dilatador por parte de Micheletti”, reiteró Barahona.

Por otro lado, las negociaciones que se están llevando a cabo en la mesa de diálogos sobre una posible salida a la crisis política que se vive actualmente en la nación hondureña, tras el golpe de Estado, están dependiendo principalmente del mandatario de facto.

Micheletti, por su parte, se ha negado rotundamente a devolver el poder a Manuel Zelaya y sigue manteniendo su posición de ir a elecciones el próximo 29 de noviembre.

Por otra parte, se está manejando una salida política y otra jurídica y representantes del Gobierno de facto proponen que la salida a la crisis pase por un tribunal de justicia.

La delegación de Zelaya consideró que la salida a la crisis, para que se restaure la democracia en el país centroamericano se dé mediante la restitución del mandatario legítimo y bajo el marco constitucional.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.