Comisión negociadora de Zelaya declara al diálogo en ”fase de evidente obstrucción”

 Meza declaró al diálogo como en una fase de obstrucción y estancamiento. (Foto:teleSUR).

Meza declaró al diálogo como en una fase de obstrucción y estancamiento. (Foto:teleSUR).

En rueda de prensa ofrecida desde Tegucigalpa tras sostener una conversación de varias horas con el presidente legítimo de Honduras, Manuel Zelaya, la comisión negociadora del gobierno constitucional aseguró que la falta de voluntad política por parte del Ejecutivo de facto ha hecho que el diálogo entre en una fase de evidente obstrucción. Aseguraron que no se reunirán más hasta que no se presente una propuesta seria y constructiva que lleve a la salida de la crisis.

La comisión negociadora del presidente legítimo de Honduras, Manuel Zelaya, declaró este lunes al diálogo instalado a instancias de la Organización de Estados Americanos (OEA) para superar la crisis originada tras el golpe de Estado como en una “fase de evidente obstrucción” debido a la poca voluntad política del gobierno de facto. Pese a esto el delegado Victor Meza se negó a decir que haya fracasado o que se retirarán del mismo.

Para Meza, quien leyó un comunicado firmado por Zelaya y por todos los negociadores del Ejecutivo constitucional, el diálogo no se reanudará hasta que los representantes del gobierno de facto de Roberto Micheletti presenten una propuesta “seria y constructiva”.

“No nos vamos a volver a reunir hasta que no tengamos una propuesta que consideremos seria y constructiva. El tiempo que se da a los golpistas lo pierde Honduras”, aseguró.


Consultado sobre la contrapropuesta entregada en horas de la tarde por la misión de Micheletti, y que fue objeto de análisis a puerta cerrada entre los negociadores y Zelaya en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde se aloja en mandatario desde el 21 de septiembre, Meza la calificó como insultante.

“Esa propuesta es insultante pues pide que digamos que no hubo golpe de Estado (…) lo que va a pasar depende después de esto, depende de la voluntad de los golpistas”, agregó.

La comisión del gobernante de facto, Roberto Micheletti, presentó, la tarde de este lunes, una propuesta ante la mesa de diálogo en la que se plantea que sean su representación y la del presidente depuesto, Manuel Zelaya, en la mesa de diálogo las que decidan la solución a la crisis en Honduras, pero con base en informes del Congreso y de la Corte Suprema.

La propuesta consiste en que ambos órganos presenten a las comisiones de diálogo de Zelaya y Micheletti un informe sobre los antecedentes del Golpe de Estado, el 28 de junio pasado, que serviría de fundamento a la decisión, según dijo más temprano en rueda de prensa Armando Aguilar, miembro de la comisión del presidente de facto.

“Se considera necesario conocer los informes previos de la Corte Suprema de Justicia y del Congreso Nacional; en virtud que esos poderes tienen todos los antecedentes para que todos los que estamos en la mesa conozcamos los informes y llegar a un acuerdo definitivo”, dijo por su parte Vilma Cecilia Morales, jefa de la delegación de Micheletti.

Destacó que los informes que se solicitan corresponden a un punto concreto del acuerdo, por lo cual no se necesitará de toda la información entregada por el ente judicial a principio del diálogo.

“Estamos hablando de un punto en el que el poder judicial y legislativo tendrán la oportunidad de remitir todos los antecedentes. Es mucha responsabilidad anticipar lo que pueda definir cada informe”, agregó.

Noticia en desarrollo ….

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.