Micheletti pone a disposición del TSE fuerzas del orden público para elecciones de noviembre

 Micheletti entegró a las fuerzas de seguridad para

Micheletti entegró a las fuerzas de seguridad para “garantizar el libre ejercicio del sufragio”(Foto: cadenaser.com)

El gobierno de facto puso a disposición del ente electoral hondureño a las FFAA y la Policía Nacional. En un acto donde asistieron funcionarios, sociedad civil y otras autoridades, Micheletti hizo entrega simbólica del mando de ambas instituciones al titular del TSE, Saúl Escobar.



El gobierno de facto que preside Roberto Micheletti, puso a disposición del Tribunal Supremo Electoral (TSE) a las Fuerzas Armadas (FFAA) y la Policía Nacional de Honduras para que realicen las labores relacionadas con las elecciones del próximo 29 de noviembre, rechazadas por la comunidad internacional por ser organizadas bajo un régimen surgido de la ruptura del orden democrático.

En un acto realizado en una

unidad militar cercana a Tegucigalpa, al que asistieron funcionarios, miembros del Ejército, la Policía Nacional y políticos, Micheletti hizo entrega simbólica del mando de ambas instituciones al titular del TSE, Saúl Escobar.

“Estoy poniendo a nuestras Fuerzas Armadas, a nuestra Policía, a disposición del TSE para garantizar el libre ejercicio del sufragio, la custodia, el transporte, la vigilancia de los materiales electorales y demás aspectos de la seguridad del proceso”, según el mandato de la Constitución y otras leyes, dijo Micheletti en su discurso.

El ordenamiento comienza justamente un mes antes de las elecciones y terminará cuando el organismo electoral emita la declaración oficial del  nuevo presidente y candidatos electos, y en la fecha que lo considere necesario.

Por su parte, el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Romeo Vázquez, explicó que “esto no quiere decir que nosotros no continuamos cumpliendo con las otras misiones que tenemos”, es decir, las relacionadas con la seguridad del país.

El presidente del ente electoral manifestó la necesidad que tiene la institución de garantizar la seguridad del proceso y de esta manera no habrá “ningún impedimento para que los hondureños puedan acudir a las urnas”.

En los próximos comicios los hondureños elegirán presidente, diputados y alcaldes para el período 2010-2014, a pesar que la comunidad internacional ha dicho que no reconocerá sus resultados por considerarlos ilegítimos, ni al nuevo Gobierno que surja de ellos, si antes no se restituye a Zelaya.

Las elecciones se van a efectuar en un clima tenso, tanto para la comunidad internacional como para los hondureños. El TSE convocó a comicios en mayo de este año, sin embargo, Honduras fue víctima de un golpe de Estado militar el 28 de junio.

Por un lado, tanto la comunidad internacional, y movimientos sociales hondureños rechazan la actuación por considerarla ilegal y luchan por la restitución del presidente legítimo, Manuel Zelaya.

El dirigente del Frente de la Resistencia contra el golpe de Estado en Honduras, Juan Barahona, ha dicho constantemente que de no resultar restituido el presidente legítimo, Manuel Zelaya, a su cargo, se luchará para que no se lleven a cabo las elecciones presidenciales.

“Este es un proceso electoral muy especial, con muchas expectativas a lo interno, pero igualmente a nivel internacional. Un proceso amenazado por voluntades distorsionadas, pero que finalmente hemos salvado y fortalecido a partir del 28 de junio”, afirmó el presidente de facto.

Micheletti señaló en su discurso que “el sufragio es un derecho, pero también una obligación, que no pueden ser perturbados por ninguna voluntad interna o externa”, y subrayó: “es una advertencia”.

Asimismo, dijo que el proceso “ha sido irracionalmente objetado y condicionado por intereses políticos internacionales”, pero las elecciones serán “en la fecha prevista y ninguna voluntad humana nos hará cambiar ese propósito”.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.