Inmadurez Política

Otra calificación no se le puede dar a la intencional dilatoria por parte de la dictadura para que el Congreso Nacional decida la restitución del Presidente Zelaya, vemos excusas tan burdas, cómo que estaban de vacaciones, que no habían recibido el documento, que están en proselitismo político, y que el lunes es feriado, esto solo demuestra la clase política que tenemos en este país, condenamos esta actitud por parte de la dirigencia del legislativo, la cuál solo dilata y dilata la cosa, para darle más horas a la dictadura de Micheletti.

Aunque por otro lado, esta intencional dilatoria solo significa algo, que la cosa en el Congreso no está cómo la vende la dictadura en sus medios de comunicación que se han dedicado a tratar de confundir a la población, para ocultar la realidad de lo que sucede, además no cuenta que si el Congreso se niega a restituir, se considerá cómo una incumplimiento en el tratado por parte de los golpistas, y la comunidad internacional no la toleraría, incluso vendrían severas sanciones por parte de Estados Unidos.

Esta gente cuándo les conviene hace todo a la velocidad de la luz, pero cuándo no, salen con cuentos para no dar rápido trámite, el Congreso debe saber que el Gabinete de conciliación nacional debe estar ya listo el 5 de noviembre, y que este pueblo ya quiere paz, y regresar a la democracia.

Los golpistas hablan mucho de la Corte Suprema de Justicia, pues claro una justicia que tienen acomodada a sus intereses, sinceramente consideramos que en esta decisión no tiene vela la Corte Suprema de Justicia, porque lo que debió decidir no lo hizo, que era la declaratoria de inconstitucionalidad del decreto golpista.

Esta gente quiere decirle al mundo que sacar en piyamas, y a punta de fusil por parte de militares a un Presidente de su casa, subirlo en un avión, exiliarlo, además que después no querían dejarlo regresar, que falsificar una renuncia, destituir a un Presidente sin tener facultades, nombrando otro de igual manera, e inventarse un proceso judicial de 13 horas, en el cuál no hay juicio, sentencia, ni su debido proceso, es un proceso “legal”, solo gente maquiavélicamente reaccionaria puede creer eso.

Coincidimos con el Presidente Zelaya, que si la Corte va a enviar algo relacionado a las acusaciones que le inventó el régimen al mandatario al Congreso, debería de enviar también las acusaciones que ha enviado muchos abogados y el CODEH en contra del régimen de facto, los recursos de inconstitucionalidad presentados ante la Corte Suprema de Justicia, las acusaciones de violaciones de derechos humanos, crímenes de lesa humanidad, cercenamiento de libertades públicas, de prensa y de emisión de pensamiento, los asesinatos imputados al régimen, que Micheletti reformó artículos pétreos, y además mencionar que los golpistas, incluyendo los magistrados de la misma Corte Suprema de Justicia, y el Fiscal General del Estado tienen acusaciones en su contra ante la Corte Penal Internacional, una realidad que los golpistas no cuentan en sus medios, porque quieren vendernos que ellos están “limpios”, cuándo eso es lo que menos están, por lo que si la Corte presenta algo solo mencionando los procesos inventados por la dictadura, no tiene validez, porque se negaría a decir la verdad, y actuaría sesgadamente, descalificando aún más a este Poder del Estado, además hay que recalcar que con solo acusaciones y suposiciones no se puede quitar Presidentes, ni juzgar a alguien, con eso se viola la Constitución porque esta establece la presunción de inocencia, el derecho a defensa, y al debido proceso.

Por lo que pensamos que para los diputados no debe tener la menor trascendencia en este caso lo que diga la Corte si actúa cómo se piensa que lo haría, máxime cuándo ninguno de los dos Poderes del Estado tiene facultades para destituir al Presidente de la República, criterio jurídico que en este caso es el único en tener trascendencia.

Debilidad democrática

El golpe de Estado demostró que nos falta muchísimo para consolidar nuestra democracia, y las actitudes de dilatorias en lugar de resolver un asunto político en que los que han usurpado el poder han violado la Ley y roto el orden constitucional es fiel prueba de eso, agravada por unas Fuerzas Armadas golpistas, sumamente anti democráticas y politizadas.

La política del país ha sido invadida por empresarios parásitos del Estado, por una clase ultraconservadora, intolerante, irreflexiva, mentirosa, fascista, inhumana y sumamente autoritaria, que no le permite al país tener la tranquilidad de una democracia, ni a la diversidad de pensamiento dentro de la sociedad.

Estos sectores son tan intolerantes que se creen facultados para quitar a un Presidente solo porque no les gusta cómo piensa, que no les parece que no gobierne para la oligarquía, si no para el pueblo y si gobierna con otra ideología contraria a la ellos, algo que solo demuestra la naturaleza tan anti democrática de esta gente, no les importa nada, violan la Ley, rompen la Constitución, violan derechos humanos, destrozan al país, matan gente, desaparecen a otra, y les regresan el Poder del país a las fuerzas militares, para que los sostenga a punta de fusil, una línea de pensamiento y accionar evidentemente inaceptable.

Los mandatos del soberano son inapelables, lo que decide el pueblo en las urnas cada cuatro años no es sujeto a veto, por lo que una élite económica ni sectores de oposición tienen el derecho de ir en contra de un resultado electoral, es más si todos fueran así en el planeta, ningún país en el mundo podría tener gobiernos, porque ningún gobierno no tiene oposición, los golpes serían el pan de cada día por lo que se viviría en una constante inestabilidad política, y sin democracia.

Ricardo Maduro un panameño que violando al Constitución llegó al poder, apoya el golpe de Estado, no menciona que nadie habló de darle un golpe a él, a pesar de el enorme margen de impopularidad y desaprobación que tenía su gobierno,  la famosa opción “B”,  estos políticos deben de aprender a ser honestos, y no ser de doble discurso.

Los golpistas cometen crímenes y creen que con negarlos, que con tener prensa manipulada y un sistema de justicia servil a ellos, pueden hacer sus desastres sin que la gente se de cuenta, pero no, este fue uno de los más graves errores en la ejecución de este golpe de Estado fascista.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.