Zelaya advierte que no se puede conformar Gobierno de Unidad sin que se discuta su restitución

 El presidente legítimo Manuel Zelaya rechazó dar nombres para el Gobierno de Unidad (Foto: Archivo)

El presidente legítimo Manuel Zelaya rechazó dar nombres para el Gobierno de Unidad (Foto: Archivo)

La delegación de Zelaya recalcó que antes de la restitución del mandatario legítimo en el poder, no se puede instaurar un Gobierno de Unidad, como lo establece el acuerdo Tegucigalpa-San José. El presidente usurpador hondureño por su parte, evidenció este miércoles su deseo de liderar el Gobierno de Unidad.

El asesor y portavoz del presidente legítimo de Honduras, Manuel Zelaya, Rasel Tomé, advirtió este miércoles que antes de que se conforme el Gobierno de Unidad se requiere que el Congreso decida sobre la restitución del mandatario.  Las declaraciones del vocero se dieron poco antes de que la ministra del Trabajo de Estados Unidos, Hilda Solís, dijera en rueda de prensa que los esfuerzos de la Comisión de Verificación estaban centrados en la conformación del nuevo Gabinete, al ser cuestionada sobre el regreso de Zelaya.

Tomé, durante un contacto telefónico desde la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde el mandatario legítimo hondureño, Manuel Zelaya, permanece desde el 21 de septiembre pasado, recalcó que “se requiere que el Congreso se pronuncie sobre la restitución de presidente Zelaya, por lo que antes no puede haber una resolución de crear un Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional”.

Los esfuerzos se están “enfoncando en atraer a los diferentes grupos a tratar de poner un Gabinete y desde allí ellos van a definir (…) Las dos personas (Zelaya y Roberto Micheletti) han dicho que quieren hacer lo mejor para los hondureños”, dijo por su parte la representante del gobierno de Barack Obama.

Además el vocero, en nombre de Zelaya catalogó como  una ofensa que el mandatario de facto Roberto Micheletti le pidiera una lista de nombres para escoger los miembros del Gobierno de Unidad, requisito pautado en el acuerdo Tegucigalpa-San José firmado la semana pasada entre las delegaciones negociadoras de las partes en conflicto.

“El presidente Zelaya considera una ofensa para él, como Presidente electo por el pueblo hondureño, lo que pide el golpista Roberto Micheletti”, subrayó el asesor y portavoz de Zelaya, Rasel Tomé.

Tomé, durante un contacto telefónico desde la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde el mandatario legítimo hondureño, Manuel Zelaya, permanece desde el 21 de septiembre pasado, recalcó que “se requiere que el Congreso se pronuncie sobre la restitución de presidente Zelaya, por lo que antes no puede haber una resolución de crear un Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional”.

Por su parte la portavoz de la delegación del régimen de facto de Honduras, Vilma Morales, reveló este miércoles que el gobierno de Unidad Nacional podría estar encabezado por Roberto Micheletti hasta que el Congreso de ese país decida sobre la restitución del mandatario constitucional, Manuel Zelaya.

El pacto Tegucigalpa-San José establece que el Congreso debe decidir si restituye a Zelaya en el poder. La directiva del Parlamento ha rechazado presiones para sesionar, tras alegar que el organismo está de receso.

Zelaya “quiere una solución pacífica de la crisis, con respaldo de la comunidad internacional”, dijo Tomé.

Añadió que ahora es a la Comisión de Verificación a la que le corresponde vigilar el cumplimiento del acuerdo firmado el viernes pasado.

La Comisión de Verificación se instaló el martes con dos representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA), el ex presidente chileno Ricardo Lagos y la secretaria de Trabajo de EE.UU. Hilda Solís, un representante de Zelaya y otro de Micheletti.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.