En Encrucijada Los Golpistas

La comparecencia de Vilma Morales solo hace confirmar lo que nos imaginabamos, la torpeza de Micheletti ha metido en problemas a los golpistas, y se ven en un callejón que no encuentran cómo salir.

Nos parece irónico que los usurpadores del Poder quiénes siempre hablaron mal de la OEA y hablaban de independencia y soberanía, conociendo además la firme oposición de la organización al golpe de Estado estén casi suplicando a la misma a que les envíe observadores para la farsa electoral.

Hablan de que lo firmado es firmado y debe cumplirse, cuándo ellos han incumplido con el acuerdo, y no solamente eso, el acuerdo no obliga tampoco a la comunidad internacional a reconocerles el proceso ni mandar observadores, porque solo habla de solicitar dicho soporte y reconocimiento.

Hoy se reúne la OEA, de antemano se sabe que la misma no duda de que Micheletti incumplió el pacto, ya distintos miembros se han pronunciado en ese sentido, y se espera una determinación, se puede adelantar que le responderán a los golpistas de que sin cumplimiento de ellos no hay reconocimiento de las elecciones, y el incumplimiento del régimen también fue reconocido el viernes anterior por Estados Unidos.

Otra prueba de que no encuentran qué hacer es que ahora disque piden al Congreso que sesione, para dar una aparente imagen de colaboración y no dilatación, y se sabe que es un pedido hipócrita porque todavía hoy a más de 10 días, el Congreso aún no convoca a sesión para definir este asunto, si fuera una petición sincera de ellos, el Congreso de ipso facto hubiera sesionado.

La Corte aparentemente mañana respondería a la consulta, y parece que podría la misma abstenerse de dar un comentario, y si lo hace así es correcto, porque la Corte no puede pronunciarse en asuntos políticos, tampoco puede pronunciarse en casos que no conoce, ó sea en casos en dónde ni siquiera hay un juicio, y no puede hablar de acusaciones porque la Constitución habla de presunción de inocencia mientras no se demuestre lo contrario.

La Corte solo puede pronunciarse en estos casos cómo cuando un decreto ó una Ley que viene del Legislativo tiene vicios de ilegalidad e inconstitucionalidad, y el acuerdo habla de resolver, ó sea que el Congreso debe limitarse a cumplir.

La jugada que querer dilatar la sesión del Congreso, y excusarse del acuerdo para pedir que desbloqueen las ayudas a Honduras y reconozcan elecciones parece irseles, por la reacción del Presidente Zelaya, y la evidente falta que cometió el régimen dictatorial al mismo, al negarse todavía a que el Congreso resuelva el punto 5 y al intentar formar un Gabinete de Unidad de forma unilateral el golpista Micheletti.

El Presidente Zelaya se reunió con el embajador Hugo Llorens, y los Estados Unidos ya conocen la posición oficial del Presidente, quién considera que los golpistas no tienen un diálogo sincero si no que más bien buscan tomarle el pelo, por lo que no tiene caso seguir dialogando con ellos, porque no tienen ni honor ni palabra, y nos parece correcto, porque se lleva más de 4 meses hablando con ellos y no hay solución a la crisis, y en los diálogos se ha perdido tiempo, con delincuentes y déspotas no se puede conversar.

El Presidente decidió entenderse directamente con la OEA y el Departamento de Estado en este asunto, debido a la desfachatez de los fascistas hondureños, situación que los pone en una verdadera encrucijada.

El proceso electoral peligra y en serio, ya oficializó su renuncia Carlos H. Reyes, podrían renunciar los de la UD y muchos candidatos del PINU y el Partido Liberal, dejando en evidencia un proceso electoral desastroso.

Luego se oye que ponen bombas en todos lados en Tegucigalpa, que al golpista de Luís Alberto Rubí le dieron un susto ante un presunto ataque contra el automóvil en que viajaba, asesinaron a un alcalde, en fin, el ambiente electoral es nulo, y tira a violencia y a degradación.

Y a esto sumemosle el fraude electoral que pretenden implantar, el mismo que aparentemente favorecería a Elvin Santos, un candidato militarista, porque a dónde va a hacer política lo resguardan militares, lo que demuestra que los golpistas planean continuar la dictadura  militar con él. Elvin Santos va muy por debajo en las encuestas, por lo que solo de esa forma podría ganar.

Está claro que el proceso electoral no resuelve la crisis, si no que es parte de ella, todos estos escenarios y eventos que se podrían dar el mismo 29 de noviembre nos hacen indicar que la única solución al mismo proceso, es que el Presidente Zelaya sea restituído antes de las elecciones, para que el proceso recupere la legalidad y la constitucionalidad, ó sea en pocas palabras, no puede haber elecciones sin antes haberse solucionado la crisis política.

Elecciones al estilo Afganistán solo acrecentarían el problema, el embajador Llorens le reinteró a Mel que la posición de Estados Unidos sigue siendo la restitución, y que lo de las elecciones ha sido distorcionado por la prensa, esperamos que estas palabras se vean reflejadas en hechos, y que la comunidad internacional saque del Poder a los fascistas que romplieron el orden constitucional.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.