Zelaya afirmó que EE.UU. fortalece a gobierno de facto al apoyar postura sobre el golpe

 Zelaya aseguró que EE.UU. dejó atrás las decisiones de las diferentes organizaciones que no apoyarán los comicios. (Foto: Efe)

Zelaya aseguró que EE.UU. dejó atrás las decisiones de las diferentes organizaciones que no apoyarán los comicios. (Foto: Efe)


El presidente constitucional de Honduras afirmó que cuando los Estados Unidos decidió apoyar los próximos comicios presidenciales que se espera realizar a finales de este mes obvió la posición de las diferentes organizaciones y países que han estado en la mediación para lograr el orden constitucional. Consideró que EE.UU. tiene que respetar su decisión de desistir del poder si aceptar el puesto significa validar el golpe de Estado.


El presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, aseguró este lunes que Estados Unidos fortalece al régimen de facto hondureño liderado por Roberto Micheletti, al cambiar su postura sobre el golpe de Estado efectuado en ese país centroamericano el pasado 28 de junio.

“Cuando Estados Unidos cambia su posición está fortaleciendo al régimen de Micheletti”, subrayó Zelaya desde la Embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde permanece alojado desde el pasado 21 de septiembre.

El legítimo jefe de Estado hondureño agregó que Estados Unidos, al decidir  reconocer las elecciones del próximo 29 de noviembre en Honduras, “arreglaron su casa, pero nos desarreglaron la nuestra”.

“Nos dejaron en el camino, Estados Unidos desacató a la OEA (Organización de Estados Americanos) y a las Naciones Unidas, que ordenaron mi restitución en el poder y condenaron el golpe de Estado”, recalcó Zelaya..

El mandatario que fue electo por los ciudadanos hondureños le reclama a los Estados Unidos, cuyo gobierno después de haberle dicho que apoyaban cualquier esfuerzo para que se restituyera en el poder, ahora “han cambiado de posición”.

“Ellos tienen que respetar mi posición, les reclamo como presidente de Honduras al que han reconocido, pero ahora atienden una actividad de un Gobierno que no reconocen”, enfatizó.

Según Zelaya, los Estados Unidos “han caído en la trampa que le pusieron los socios de Micheletti en Washington”.

Además, considera que a Estados Unidos no le ha importado la posición del Grupo de Río, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), ni de países como Brasil y los de Centroamérica, “que se sienten defraudados (con Washington) porque ahora se asocia a un Gobierno que no reconocen”.

Con la nueva decisión de Estados Unidos, según Zelaya, “salió ganando el dictador de la tercera economía más pobre de América Latina, Micheletti, quien derrota a la mayor potencia del mundo”.

“Soy el presidente de Honduras y si Estados Unidos me reconoce, debe respetar mis opiniones y no aprobar actividades de Micheletti”, recalcó.

Zelaya insistió que no ha renunciado a su cargo y que en la carta que le envió al presidente estadounidense, Barack Obama, el pasado sábado, le dijo que no acepta “ningún acuerdo de retorno a la presidencia, para encubrir el golpe de Estado”

“Yo he manifestado que de ahora en adelante el único retorno aceptable es aquel que respete los procedimientos de ley del país que condenen el golpe de Estado y se respete la soberanía popular violentada. Los acuerdos que me proponen violentan esos principios”, agregó.

Advirtió a Estados Unidos y la comunidad internacional que “estén pendientes porque el señor Micheletti está planeando irse y dejar una tercera persona (en el poder) para encubrir sus delitos y salir impune del golpe de Estado”.

“Esta semana el Congreso Nacional pretende, es una pretensión, aceptarle la renuncia a Micheletti y colocar una tercera persona y sacarlo impune”, dijo.

“Le pido a la comunidad internacional que no vaya a avalar una acción de esas porque será una prueba más de una complicidad para buscarle una salida ilegal al golpe de Estado”, explicó.

Más temprano, el Gobierno estadounidense había reafirmado como líder de Honduras a Zelaya, reacción que derivó de la carta que envió el mandatario legítimo hondureño a Obama, en la que exigió que aclarara su postura respecto al conflicto.

“Hemos sido muy explícitos en cuanto a que reconocemos a Zelaya como el líder democráticamente electo de Honduras”, insistió el portavoz estadounidense, Ian Kelly.

El portavoz, tras reconocer que el Departamento de Estado no ha dado una respuesta formal a la carta de Zelaya, se excusó y dijo que tal hecho no significa que Washington lo esté ignorando.

“Seguimos comprometidos con la aplicación del acuerdo Tegucigalpa/San José. Y mantenemos esta posición”, afirmó.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.