Bozal, arrestos y militarización antes de comicios golpistas Tegucigalpa

Tu_voto_los_militares_lo_Botan

Cierre de medios, detenciones ilegales e incremento de la militarización

caracterizan este viernes el panorama en Honduras a sólo nueve días de las

elecciones ilegales convocadas por el régimen de facto.

En las últimas horas fue sacado del aire el canal de televisión 36, uno de

los principales órganos de prensa opuestos al golpe de Estado del 28 de

junio contra el presidente Manuel Zelaya.

“Responsabilizamos al jefe del régimen Roberto Micheletti por esta nueva

interrupción”, dijo el director del canal, Esdras Amado López, y precisó que

la señal fue sustituida con películas pornográficas y de vaqueros.

Mientras Dina Meza, del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos,

denunció arrestos nocturnos llevados a cabo por las fuerzas de seguridad en

barrios capitalinos.

Varios jóvenes que jugaban en la cancha Lempira fueron detenidos y golpeados

con cachas de pistolas y otros muchachos del barrio Bella Vista corrieron

igual suerte, informó Meza.

Dirigentes del Frente Nacional contra el Golpe de Estado y defensores de los

derechos humanos advirtieron que los golpistas preparan una feroz represión

el día de los comicios.

Según el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas, el ejército

envió efectivos a todos los departamentos y en el suroccidente, una región

de indígenas lencas, fueron desplegados 800 mercenarios con órdenes de

reprimir cualquier movimiento.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Romeo

Vásquez, uno de los protagonistas del cuartelazo, dijo que los efectivos

llevan a cabo entrenamientos para prevenir cualquier disturbio.

“Las Fuerzas Armadas están diseminadas en todo el país, para ello existen 11

regiones militares y cada comandante es responsable de la seguridad de su

región y ya tienen consignas y las formas de operar”, advirtió.

Según Vásquez en los operativos participan 17 mil efectivos, entre miembros

activos y reservistas, además de 14 mil elementos de la policía.

A juzgar por las medidas de seguridad y por las disposiciones de la Fiscalía

General para perseguir a quienes califiquen como “delincuentes” electorales,

los comicios se realizarán bajo el signo de la represión, advirtió hoy el

diario Tiempo.

Denunció que en total 31 mil efectivos militares y policiales estarán de

lleno en el control directo de los centros de votación, de las maletas

electorales y de los votantes.

Las fuerzas armadas exigieron a los alcaldes la confección de listas de

quienes consideran enemigos del proceso electoral con el objetivo de

neutralizarlos y la fiscalía ordenó a los 530 fiscales del país a que estén

listos a perseguirlos.

“En estas condiciones, ¿cómo podría hablarse de elecciones libres y

democráticas? ¿Qué ciudadano en su sano juicio se sentiría presto a votar,

junto con su familia, en un medio dominado por la amenaza, el temor y la

desconfianza?”, señala el periódico.

El presidente legítimo, Manuel Zelaya, quien desde su regreso al país se

encuentra en la embajada de Brasil, abogó la víspera por aplazar los

comicios hasta que sea restablecido el orden institucional.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.