Renovando la flota represora: Policía compra nuevo carro antimotines

Un vehículo blindado,  antimotines y con un disparador de agua, desaduanó ayer la Policía Nacional de las instalaciones portuarias y de inmediato lo trasladaron hacia Tegucigalpa.

La unidad marca Ford, con un motor 750 diesel, cero kilómetros,  salió ayer a eso de las cuatro de la tarde de la bodega 4 al mando del oficial Perdomo, a quien instruyeron para trasladarlo cubierto con un toldo azul para que pasara inadvertido en el recorrido.
Se informó que el costo de esta unidad oscila entre los 10 y 12 millones de lempiras y está debidamente equipado para disolver manifestaciones con potentes chorros de agua combinados con algunos químicos.

Además cuenta con un parachoques delantero de metal sólido para remover obstáculos de las vías públicas.

Diario TIEMPO supo que el moderno carro antimotines tiene un peso de 16 toneladas con un cañón de agua presurizada de más de 7,500 litros, lo que significa que la presión del agua puede botar a cualquier persona que reciba el chorro directamente.

El vehículo cuenta con un rociador de tinta indeleble que permite marcar por 48 horas a las personas que reciban el agua en los disturbios o escenarios a los que sea asignado.

También cuenta con cámaras de vídeo  para grabar a los participantes en los motines, además de un blindaje total, llantas antibalas y cuchillas hidráulicas anti-barricadas, es decir debidamente preparado para la represión en estos momentos de crisis.

Diario Tiempo [ver nota]

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.