Los golpistas ni con la cercanía de elecciones dejan de asesinar hondureños


La dictadura asesina de Roberto Micheletti Baín y Romeo Vásquez Velásquez en apenas días previos a las supuestas elecciones, que no son más que un circo electoral, apoyada por los más que payasos países y partidos de la ultraderecha, que se niegan a ver la realidad de las cosas, no deja de reprimir ni de seguir derramando la sangre de hondureños, pues un régimen de fuerza comandado con gente que solo fue entrenada para matar, no se puede esperar otra cosa.

Otro miembro de la Resistencia en contra del golpe de Estado ha sido asesinado, presuntamente por militares, sumando ya a más de la treintena de miembros de las resistencia asesinados por la dictadura fascista instalada en Honduras, apoyada por las fuerzas oscuras de la barbárica ultraderecha estadounidense y venezolana.

Otra vez el magisterio ha sido agredido, a las muertes de los maestros, Roger Vallejo, Félix Rolando Murillo, Mario Contreras, Martín Barrientos y Tito Urquía, docente del Instituto Técnico Honduras, se suma la de Gradis Espinal, profesor jubilado y coordinador del Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe de Estado en Nacaome, Valle.

En primera instancia sus familiares reportaron la desaparición de Espinal cuando éste decidió viajar a la capital para encontrarse con uno de sus hijos, situación que no pudo lograr porque fue secuestrado por desconocidos.

Este día se reportó el hallazgo del cuerpo del maestro asesinado, estaba sin ropas y descalzo. Su cadáver fue conducido hacia la morgue capitalina.

Es de dominio público de que los golpistas han levantado perfiles de miembros de la Resistencia, y además han levantado una guerra de baja intensidad, propia de los años 80s para asesinar líderes, y buscar a punta de sangre y fuego reprimir la lucha.

Esto además se puede considerar como un preaviso, de que en las elecciones habrá represión brutal por parte de los usurpadores del poder, para consumar unas elecciones golpistas, fraudulentas, ilegales e ilegítimas a punta de sangre y fuego.

El diablo en el altar

Mientras su régimen asesina hondureños y viola los derechos humanos de la ciudadanía, el dictador Micheletti como si fuera una gran personalidad moral habló desde el altar en el circo que montaron los golpistas en la basílica de Suyapa, en dónde también entraron gente de las Fuerzas Armadas, misa celebrada por el golpista Darwin Andino, junto a los cuatro candidatos golpistas.

Habló que nadie puede estar por encima de la Ley, algo que se puede traducir viendo sus actos que nadie puede estar por encima de Ley como Micheletti lo hace, sin pena, sin sentir el menos rescremor, habló cómo si fuera que estuviera haciendo un favor a Honduras, un dictador con las manos embarradas de sangre, y que deshonró a la basílica con su presencia.

Ayer los golpistas hablando de Dios y golpeándose el pecho, y hoy aparece un asesinado más por parte de ellos.

¿Y así quieren que vayamos a elecciones y votemos?, con una represión cómo esta, ciertamente votar por ellos es traicionar la sangre derramada por parte de compratriotas, caídos por los asesinos de la dictadura.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.