Renuncia de condidato a alcalde de Tegucigalpa por el PINU-SD y Diputado por Cortés del PL

SE INTERPONE RENUNCIA IRREVOCABLE COMO CANDIDATO ALCALDE MUNICIPAL DEL MUNICIPIO DEL DISTRITO CENTRAL EN REPRESENTACIÓN DEL PARTIDO INNOVACIÓN Y UNIDAD SOCIAL DEMOCRATA (PINU-S D )

TRIBUNAL SUPREMO ELECTORAL

LEONEL CASCO GUTIÉRREZ, mayor de edad, casado, Procurador de Derechos Humanos, identidad 1807-1960-01412 y de este termino, con todo respeto comparezco ante este organismo electoral, interponiendo mi renuncia irrevocable del cargo de candidato alcalde municipal del municipio del Distrito Central, departamento de Francisco Morazán en representación del partido Innovación y Unidad Social Demócrata PINU-SD, por considerar que no existen las condiciones de legitimidad, legalidad y seguridad para participar en un proceso electoral, sin haberse RESTABLECIDO LA CONSTITUCIONALIDAD DEMOCRATICA del país, mediante la restitución del Presidente JOSÉ MANUEL ZELAYA ROSALES, a la Presidencia de la República, tal como se estableció en el PACTO DE SAN JOSÉ y el ACUERDO TEGUCIGALPA-SAN JOSÉ, avalados por la OEA y el Departamento de Estado del gobierno de los EEUU.

Señores Magistrados, mi conciencia y mi deber patriótico y ciudadano, me indican que no se puede aspirar a un cargo de elección popular, mediante el cual desarrollaría todas mis capacidades al servicio del pueblo y la nación, olvidándome de los más de un centenar de muertos, asesinados, torturados, miles de privaciones arbitrarias de la libertad, persecuciones políticas, allanamientos arbitrarios contra los domicilios de lideres populares en resistencia, atentados a medios de comunicación y agresiones contra los defensores de los derechos humanos, como el caso de la defensora feminista MERLIN EGUIGURE destacada miembra del Comité por la Paz “VISITACIÓN PADILLA” a partir del GOLPE DE ESTADO MILITAR perpetrado el 28 de junio contra la democracia y la institucionalidad jurídica, destruyendo los golpista y sus cómplices todos los avances en materia de cultura democrática para el fortalecimiento del Estado Democrático de Derecho.

A los miles de ciudadanos y ciudadanas que creyeron en nuestras propuestas de dignidad, compromiso y capacidad para transformar el Distrito Central y la ciudad Capital, compañeros y compañeras que integran la planilla, la Dirigencia Nacional del PINU-SD, los compañeros y compañeras militantes, activistas voluntarios, simpatizantes y demás lideres de la Alianza Compromiso con Honduras, lideres de otros partidos y sectores sociales y gremiales que me ofrecieron su apoyo, mis respetos y disculpas por esta decisión, pero puede más en mi persona la DIGNIDAD DE UN PUEBLO EN RESISTENCIA CONTRA UNA DICTADURA MILITAR EN FORMA PACÍFICA, que avalar unas elecciones deslegitimadas y manchadas por la sangre derramada de los mártires.

A mi familia por su solidaridad militante, en este tiempo histórico de luchar con dignidad y entrega por recuperar la libertad, la justicia y el respeto pleno a los derechos humanos.

La Militarización de la sociedad, las graves violaciones a los derechos humanos y la incapacidad de este organismo electoral de actuar en forma autónoma e independiente ante los poderes del régimen de facto para suspender las elecciones por causa de fuerza mayor, tal como lo expresara en mi petición legal del 24 de noviembre, me obligan a tomar esta decisión personal.

En tal virtud y de conformidad con mis derechos constitucionales y políticos al TRIBUNAL SUPREMO ELECTORAL PIDO: Admitir la presente y resolver de conformidad, porque los verdaderos SOCIALDEMOCRÁTAS JAMAS AVALAREMOS Y COMPARTIREMOS UN GOLPE DE ESTADO MILITAR CONTRA LA NACIÓN.

Tegucigalpa, M.D.C., 28 de Noviembre del 2009

RENUNCIA DIPUTADO LIBERAL POR CORTÉS

Tribunal Supremo Electoral

Presente.

Por este medio me permito manifestarles que como candidato a Diputado al Congreso Nacional por el Departamento de Cortés en la casilla 67, electo en las elecciones primarias legítimas celebradas el año pasado, he tomado la decisión de retirarme de participar en las elecciones generales ilegítimas previstas para mañana 29 de Noviembre, en virtud de no haberse restaurado el orden constitucional y democrático, violentado mediante el Golpe de Estado perpetrado el 28 de Junio del corriente año, antes de la referida práctica electoral, y que por lo tanto, estas elecciones han sido impuestas, administradas y supervisadas por el régimen de facto, careciendo de cualquier grado de legitimidad.

Pues hemos observado que a partir de tan penoso acontecimiento, las autoridades de facto han venido violentando permanente y sistemáticamente contra el pueblo hondureño, incluyendo candidatos a cargos de elección popular, la mayoría de sus derechos individuales, consagrados en nuestra Constitución, tales como: la inviolabilidad del domicilio, de la libertad personal, libre emisión del pensamiento e información, libertad de reunión y manifestación pública, libertad de locomoción, entre otros. Derechos estos que se han venido suprimiendo por medio de constantes Toques de Queda y el Estado de Sitio durante el proceso electoral general, decretados por las autoridades del actual gobierno de facto, para tratar de lograr la gobernabilidad que todavía no alcanza; no pudiéndose así, realizar una campaña política libre de represión armada. Por estas razones, y en consonancia con los distintos foros regionales y mundiales como la Organización de la Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos, la Unión Europea, y otros, han resuelto que no existen condiciones en Honduras para que se realicen elecciones libres y justas.

Y como consecuencia de todas estas violaciones a los derechos humanos cometidos contra el pueblo hondureño por motivos políticos durante el proceso electoral general, nuestro país no se encuentra en condiciones políticas y sociales para celebrar elecciones, pues se vulneran aún la gran mayoría de los principios de nuestro sistema electoral contemplados en el Artículo 2 de la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas, tales como: la legitimidad, libertad electoral, transparencia, igualdad y legalidad, entre otros.

Por esta razón, consideramos que para asegurarse de que exista una libre participación del pueblo, sin temor a la constante represión violenta de la que ha sido objeto por parte del gobierno de facto, en un Estado militarizado, debería reprogramarse la fecha de las elecciones generales, para que los candidatos podamos participar en las elecciones generales legítimas para las cuales fuimos electos, y en libertad e igualdad de condiciones.

Es por ello, que el actual proceso electoral carece de legitimidad, confiabilidad y transparencia. Tomando en consideración lo anteriormente expuesto, por el presente acto me abstengo de participar en unas votaciones ilegítimas y viciadas de nulidad, que de realizarse solo traerán frustración al pueblo hondureño, lejos de restaurar la verdadera paz y democracia que anhelamos.

Abog. Leslie Esaú Carvajal Conde

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.