Marcia Facussé de Villeda requerida por la falsificación de la firma del Presidente Zelaya

Es que la misma diputada hoy en su comparecencia reconoció que el documento es falsificado, pero niega haberlo tan siquiera visto, cosa que contradice lo que dijo el 28 de junio a la cadena CNN.

Ella claro que supo de la renuncia, la vió y dijo que era un “documento” oficial, de paso miente, porque no la aceptaron como correspondencia, aceptaron la renuncia como tal, al punto que el decreto golpista, cita el artículo de la Constitución que se refiere a las renuncias.

La renuncia falsificada fue la piedra angular del Congreso para hacer la destitución ilegal, pues ellos mismos saben que el Congreso no puede quitar a un Presidente, por eso usaron una renuncia falsa, para sacar a el Presidente Zelaya de la Presidencia.

La diputada miente, y eso la incrimina más y más, porque es un secreto a voces que ella falsificó esa renuncia, además ella dijo que se llegó voluntariamente a Ministerio Público, pero hay informaciones de que dicen que fue citada ella por ese caso, máxime cuándo se llegó con seguidores con clara intención de presionar políticamente al Ministerio Público.

Lo interesante es que, si el Ministerio Público está investigando esto, e incluso se habla de pruebas caligráficas, es que está reconociendo de que la renuncia del Presidente Zelaya es falsificada, acto por si solo constitutivo de golpe de Estado.

Coincide con la reunión del Congreso, al rato, este asunto sea un hacidero del Legislativo para restituir al Presidente Zelaya sin reconocer que dieron golpe de Estado.

Si la misma autoridad competente está reconociendo que es falsa esa renuncia del Presidente, el decreto del Legislativo está viciado de nulidad, y por ende debe ser derogado.

El Congreso Nacional hoy tiene la obligación HISTÓRICA, de revertir este golpe de Estado, y restaurar el orden constitucional y democrático del país, si no lo hace, la historia lo juzgará, y la crisis se agudizará, incrementando las condiciones de ingobernabilidad por los próximos cuatro años.

La resistencia está citada a esa hora para reunirse en los bajos del Congreso, a la espera de que el orden constitucional sea restaurado.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.