Micheletti dice que aceptará decisión del Congreso aunque afirma que Zelaya “es historia”

 Micheletti asegura que va a ser

Micheletti asegura que va a ser “lo más respetuoso posible” con la decisión que tome el Congreso de facto de Honduras. (Foto: Efe)

Según Michelleti, si el Congreso repone al presidente Manuel Zelaya al poder, él regresará a su casa y no volverá al Legislativo. Asimismo, aseguró que no ha sostenido diálogos con los congresistas de Honduras sobre el tema de la restitución de Zelaya y que se irá “limpio de cualquier responsabilidad administrativa”.


El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, aseguró que aceptará la decisión que tome el Congreso de Honduras sobre la restitución del mandatario constitucional, Manuel Zelaya, al poder, aunque expresó que el jefe de Estado legítimo “ya es historia”.

El gobernante aseguró que respetará la decisión que tome el Congreso en la sesión que comenzará este miércoles para determinar la restitución o no de Zelaya, en cumplimiento del acuerdo de Tegucigalpa-San José suscrito el pasado 30 de octubre.

“Ellos (el Congreso) tomarán su decisión, yo respetaré la decisión que ellos tomen, recordemos que aceptar que Zelaya regrese es aceptar que yo me vaya de la Presidencia”, dijo Micheletti, aunque subrayó que no está de acuerdo en que lo vinculen con los hechos ocurridos el pasado 28 de junio, cuando fuerzas militares expulsaron al presidente constitucional.

Asimismo, el presidente de facto de Honduras dijo que “es hasta ridículo con solo el planteamiento porque ¿en qué quedará todo lo que hemos actuado nosotros?”.

Micheletti dijo también para el canal 10 de televisión, medio que ha apoyado al régimen de facto, que “creo que (Zelaya) ya es historia porque ya el pueblo le respondió todas las preguntas que él había exigido y también dijo que no está de acuerdo con la posición de él de intentar (Â…) boicotear las elecciones”.

Según Micheletti, si el Congreso decide restituir al presidente Zelaya al poder, él se irá para su casa y no volverá al Legislativo, organismo que presidió antes del golpe de Estado. Igualmente, expresó que si sale del poder tras la resolución de los congresistas, se marchará “limpio de cualquier responsabilidad administrativa”.

El presidente de facto afirmó que durante su ausencia temporal de la Casa Presidencial, el pasado 25 de noviembre “no ha tenido ninguna relación con nadie que pueda hablar del tema (de la restitución de Zelaya)” y aseguró que ha tratado de ser “lo más respetuoso posible” con las decisiones de otros organismos.

Micheletti dijo también que si el Congreso decide no restituir a Zelaya, su posición es “continuar en el Gobierno ayudándole al presidente electo (Porfirio Lobo) para que él tenga conocimiento pleno (…) de lo que va a pasar al inicio de su Gobierno”.

“Aunque el señor Lobo ni siquiera me llamaba presidente mucha de la gente que votó por él sentía un cariño, un respeto, por lo que nosotros hemos hecho”, dijo Micheletti, al agregar que “la votación se dio porque nosotros tomamos la decisión” de salir de Zelaya.

Las ilegítimas elecciones en las que  el candidato del Partido Nacional, Porfirio Lobo resultó vencedor  no han sido reconocidas por la gran mayoría de los países de la comunidad internacional, al considerar  que se desarrollaron en un marco de ruptura constitucional por el golpe contra Zelaya del pasado 28 de junio.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.