Zelaya afirma que consolidación de dictadura provocará empobrecimiento de la población

 La alianza Lobo Micheletti empobrecerá al pueblo hondureño.(Foto: Archivo)

La alianza Lobo Micheletti empobrecerá al pueblo hondureño.(Foto: Archivo)


El presidente Zelaya denunció que la alianza Lobo-Micheletti, traerá empobrecimiento a la población, por lo que hizo un llamado al pueblo a seguir en la lucha para derrotar al régimen golpista. El mandatario rechazó la decisión del Congreso de no apoyar su restitución.


El presidente legítimo de Honduras, Manuel  Zelaya, manifestó este viernes que el fortalecimiento de la dictadura en su país provocará un creciente empobrecimiento de la población por lo que exhortó al pueblo a seguir la lucha hasta derrotar al régimen golpista.

El mandatario constitucional condenó la asociación del Partido Nacional (PN) con el golpe de Estado y el jefe del régimen de facto, Roberto Micheletti y explicó que los protagonistas  de esta alianza sin ningún “pudor van a oprimir al pueblo con más impuestos, devaluando la moneda, subirá el costo de vida, de los bienes y servicios en favor de la clase dominante”, agregó.

Asimismo, acotó que el binomio Porfirio Lobo (PN) y Roberto Micheletti “nos manda un mensaje claro, que vienen los tiempos de la pena de muerte y del puño fuerte para Honduras”.

Porfirio Lobo, fue proclamado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de facto ganador de las elecciones realizadas en Honduras, proceso que Zelaya calificó de “fraude electoral”.

“Las fuerzas gobernantes reducirán el poder adquisitivo de los salarios y harán sufrir a la población  los altos intereses del sistema bancario”, insistió.

Expresó que el desarrollo del país se puede lograr “cuando rompamos las cadenas que nos oprimen y a los que nos han robado la democracia”, advirtió.

Zelaya, quien se encuentra alojado en la embajada de Brasil, en Tegucigalpa, desde el pasado 21 de septiembre cuando llegó de manera clandestina a seguir la lucha por su restitución, ha expresado su rechazo al régimen de facto y también la decisión que tomó el Congreso de no restablecerlo en el poder.

El pasado 2 de diciembre, la mayoría de los diputados ratificaron, en sesión extraordinaria,  la destitución de Zelaya.

“Los diputados que están al servicio de las clases dominantes, con esta decisión, condenan a Honduras a seguir viviendo en la ilegalidad y por ende, afectando las grandes mayorías del pueblo”, señaló.

No obstante, cuando se conoció que el Congreso al servicio del Gobierno ilegítimo sesionaría el 2 de diciembre, Zelaya ya había anticipado que no aceptaría una eventual restitución, pues esto avalaría las elecciones.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.