TSE comienza a reconocer abstencionismo y la participación de Estados Unidos

A los golpistas no les cuadran las cuentas, las calculadoras parecen fundírseles ante la desenmascarada cada vez más evidente del fraude electoral montado con el afán de querer legalizar un golpe de Estado, maniobra seguramente planeada desde Washington, y se pone en evidencia con el apoyo pocas veces visto de Estados Unidos hacia un proceso electoral, pues Estados Unidos no es ningún ejemplo de preocupación por el prójimo, si no que simplemente cuida sus intereses.

El proceso que supuestamente era el más votado, cada vez queda en evidencia de que es un fraude, cuando ante la vista de los hondureños que buscamos que impere la verdad, el TSE públicamente se ha puesto en evidencia, con una clara manipulación de resultados, con las cuáles pretenden engañarnos a todos.

El golpista y el imperialista tiene un gran defecto, creer que los demás son tontos, que con sus jugaditas van a engañarnos, ciertamente los golpistas han abusado de su discriminación hacia los demás.

El día de las elecciones, los viva Honduras de los golpistas, y el abuso de las banderitas era de esperarse, todo mundo miraba el fraude, el Tribunal ante la prensa internacional aseguró una votación masiva, de que se había agotado la tinta, que la gente no cabía en los cubículos, en fin, todos engaños para abrirle el paso al fraude, ante la prensa internacional, y la presencia de observadores fundamentalistas de la extrema derecha que solamente vinieron a buscar legalizar el asalto a la democracia en Honduras, salió con unos datos inflados, que el abstencionismo solo era de 38%, que con el 61% de las actas escrutadas ya habìan 1.7 millones de votos, quiénes al proyectarse, daban una cifra de 2.8 millones de votos por todo, un inflado sin precedentes, asegurando que votó dos terceras partes de la población habilitada para votar.

Con ese engaño le fueron a la prensa internacional, la cuál parece que no engañaron, pues muchos periodistas vieron con incredulidad lo que decía el tribunal porque el abstencionismo era demasiado evidente, y peor con el ambiente de terror sembrado por la misma dictadura.

Lo que dice hoy el TSE

En la actualidad reconocen que tienen escrutadas el 81% de las actas, y con esa cifra,  dicen que hay 1.8 millones de votos, un 20% de las que decían tener el 29 de noviembre y prácticamente dicen la misma cantidad de votos, poniendo en evidencia la manipulación la cuál han tenido que desinflar un poco para disimular más el fraude electoral.

Proyectando esas cifras, el abstencionismo que reconocerán los golpistas será arriba del 50%, siendo el proceso electoral menos votado de la historia, y eso que las votaciones fueron adulteradas con un escandaloso fraude, si no es que nos dicen que en ese 19% de actas, hay un millón de votos, porque son capaces de todo, peor cuándo en el mapa del sitio del TSE se mira que en zonas poco pobladas es en donde faltan actas.

Estados Unidos participa en el golpe, a Mel lo sacan por Palmerola, luego usa a Oscar Arias para perder el tiempo, saliendose de las resoluciones de la ONU y la OEA de restitución sin condiciones, diálogos que fueron pérdida de tiempo porque no resolvieron absolutamente nada, dejando claro que no podemos resolver problema alguno cuando hay gente como los golpistas.

Declaraciones ambiguas, posiciones de Obama diciendo que se quejan de que intervienen ellos, cuándo terminó dándole la razón a Hugo Chávez que respondió que no pedíamos que intervinieran, si no que sacaran sus garras de América Latina,  además en todo el tiempo denunció la participación yankee en el golpe en Honduras, algo que hoy por hoy no tiene ni un ápice de duda, y que los que apoyan el golpe, son imperialistas.

Forzaron la firma de un acuerdo, que ha sido una burla para dignidad de los hondureños, y que lo único que hizo fue fortalecer la dictadura, al dejar pasar más el tiempo, y reconocerles las elecciones a los golpistas, para tratar de sostener el golpe, toda esta barbarie fue planeada desde Washington.

Por algo Obama nunca recibió a Mel, por algo Estados Unidos nunca condenó a los golpistas por violaciones a derechos humanos, y jamás se manifestó sobre los crímenes de la dictadura, simplemente se hicieron los desentendidos, y no hay que extrañar, si la misma actitud han tomado siempre cuándo es el mismo imperio quién comete los genocidios, ahí tenemos los casos Iraq y Afganistán, en dónde muchos civiles, e incluso niños han sido asesinados por las fuerzas militares estadounidenses, y el caso más reciente de militares sorprendidos torturando a prisioneros, pues el imperio yankee tiene largo historial en eso, claro ejemplo es Guantánamo.

Sin olvidar las dictaduras militares que han impuesto en América Latina, en que avaló todo el tiempo sus barbaries, ahora el imperialismo, y la oligarquía nacional han derramado ríos de sangre en Honduras para sostener un status quo, y no les importó sacar de la jaula a las traidoras Fuerzas Armadas de Honduras.

En la OEA la embajadora de Estados Unidos terminó de sacarle la careta al imperio, al mentirle al organismo de que votó dos terceras partes de la población, de que las elecciones fueron limpias y transparentes, situaciones que sabemos que no son verdad, pero que el imperio las dice con el afán de pegar futuros golpes tresgiversando constituciones, y consumarlos con unas elecciones fraudulentas.

Al mismo imperio yankee le habrá sorprendido la escasa participación de votantes, y llegó al punto de cinismo de avalar un fraude de inflado de votos, y no solo eso, se denuncia que hasta incidió directamente en el resultado, pues al ver que el Partido Nacional se acaparaba absolutamente todo, obligó a los mismos nacionalistas a sacrificar ventaja para darle más oportunidad a los liberales.

Vemos muy cierta esta ecuación:

Golpe de Estado + Elecciones golpistas = ¿democracia?.

Definitivamente no hay democracia con el golpismo en el Poder.

La salida a la dictadura era la restitución, los políticos y empresarios decidieron extenderla, y el sacrificado será el pueblo hondureño, nos han impuesto una dictadura, nos han quitado la democracia, y a su vez perpetúan la represión.

Pepe Lobo quiere un “gobierno” al estilo años 80s, y solo conversa con el lado criminal de la hondureñidad, ¡los golpistas!.

Esto solo significa que empeorara las condiciones económicas del país por culpa de estos oligarcas delincuentes, siempre le toca al pobre, pagar los abusos de los ricos e imperialistas.

La Asamblea Nacional Constituyente urge, como una nueva independencia en Honduras, para que nos arranquemos de las garras de los verdaderos enemigos del país.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.