Golpistas Quieren Manipular la Realidad y Establecer un Estado Militar

Aviso Importante

Al Frente Nacional de Resistencia Contra el Golpe

Zona Norte

Por: Sociólogos Unidos Contra el Golpe, SPS


Existe un elemento muy importante a considerar dentro del actual contexto de la lucha popular en contra del régimen militar que asaltó por fuerza de armas el orden constitucional hondureño.

Ese es un elemento que a pesar de ser muy conocido y visualizado por muchos de nosotros en realidad no parece ser comprendido a cabalidad como una condición de suma gravedad dentro del acontecer nacional.

Y ese elemento se llama ‘COLAPSO DEL SERVICIO DE LA DEUDA NACIONAL’.

Simplemente explicado, el Colapso del Servicio de la Deuda Nacional se da una vez que el estado hondureño fracasa en el pago de su deuda interna y externa, entonces el estado COLAPSA como una Entidad Económica, y se transforma en un Estado Económicamente Colapsado.

Y un Estado Económicamente Colapsado solamente puede ser controlado a través de un Estado Militar Permanente.

Los primeros pasos ya se dieron cuando el títere Goriletti ilegalmente proclamó un ‘Estado de Emergencia Nacional’, abriendo el camino para que las Fuerzas Armadas dispusieran de fondos nacionales sin necesidad de licitación ni supervisión, lo cual ha contribuido aún más para dilapidar los escasos recursos nacionales, y encaminar al país hacia un estado de colapso económico.

Ese supuesto ‘Estado de Emergencia Nacional’ nunca ha sido revertido, por lo cual sus efectos continúan, al igual que la suspensión de garantías constitucionales de los hondureños.

En dicho estado, entonces, las Fuerzas Armadas pueden disponer a su antojo de cuantos recursos ellos estimen convenientes a sus antojos, agravando la liquidez del sector público, pues las Fuerzas Armadas saben gastar, pero no saben producir esos fondos que ahora ellos se encuentran dilapidando en detrimento del bienestar del pueblo hondureño.

Todos hemos escuchado acerca de la deuda nacional próxima a vencerse en los próximos meses, por supuesto. Se habla acerca del régimen de facto, continuado por Pepe Lobo, tomando los fondos de las instituciones nacionales prominentes como las formadas por maestros, actores muy importantes del acontecer nacional.

Lo que no se nos explica a los hondureños es que un Estado Económicamente Colapsado es un Estado Fallido, un Estado Fracasado, un Estado Derrumbado, que es incapaz de mantener control alguno del destino del país como no sea a través de la fuerza militar y la violencia.

Los maestros del norte que controlan a esta pandilla de asesinos y traidores lo entienden muy bien, y por eso se han apresurado a potenciar el clima de violencia que envuelve actualmente a Honduras, montando escenarios de asesinato selectivo de víctimas aparentemente cercana a los círculos de poder golpista, para hacerse ver a sí mismo como VÍCTIMAS en vez de los victimarios que en realidad son.

Que no le quepa duda al pueblo hondureño, los generales militares y policiales asesinados en los últimos días cayeron víctimas de sus propios colegas golpistas, quienes buscan establecer una imagen de peligro hacia sus personas, sobre todo internacionalmente, para justificar un ESTADO MILITAR PERMANENTE, el cual es EL ÚNICO MODO PARA MANTENER UN PORCENTAJE DE CONTROL sobre el territorio hondureño, sobre todo para el otro año cuando se prevé un aumento considerable de huelgas y disturbios sociales en respuesta al COLAPSO ECONÓMICO INMINENTE DE ESTE RÉGIMEN MILITAR GOLPISTA.

¿Qué podemos hacer nosotros como hondureños en resistencia ante este deplorable panorama de manipulación de la realidad?

Primero que nada, SACUDIRNOS LA HARAGANERÍA, y evitar por todos los medios caer en la aceptación de las condiciones que los golpistas intentarán ir imponiendo.

Esto se logra a veces saliendo a las calles en desobediencia civil pacífica, lo cual nunca debemos dejar de lado, pues las calles son nuestras, y debemos reclamarlas a diario.

Otras veces, sin embargo, existen actividades que son mucho menos evidentes para los perros de presa de los golpistas, y que sin embargo tienen un impacto grande en la percepción de la situación, por ejemplo, buscar los números de teléfono de organismos internacionales y medios de comunicación, para reportar en masa TODO INTENTO GOLPISTAS de manipular la realidad para imponer su ESCLAVITUD al pueblo hondureño. Esta actividad debe ser obligatoriamente permanente para los hondureños en resistencia, preferiblemente con apoyo de los hondureños que residen en otros países.

Segundo, SACUDIRNOS EL MIEDO, y evitar por todos los medios caer en la aceptación de la violencia y otras estrategias de miedo que los golpistas intentarán ir imponiendo.

Es necesario organizarnos en cada barrio y colonia, e imponer nuestra presencia en las calles, TODOS LISTOS CON CÁMARAS Y CELULARES para fotografiar a individuos sospechosos de colaborar con el régimen golpista, tanto a esos que andan en autos sin placa, como a quienes sirven de OREJA a los militares, es necesario encontrar y confrontar a estos individuos, expulsándolos de nuestras comunidades si es necesario.

Los jóvenes deben circular en grupos grandes, y siempre alertas, y establecer siempre ruidos, palabras, claves, sonidos, y llamados de emergencia que puedan propagarse por todo el vecindario rápidamente.

Tercero, SACUDIRNOS LA CALENTURA, no caer en las trampas del golpismo, ser más inteligentes que ellos (pues ellos no lo son), y no darles razón evidente para justificar sus agresiones sistemáticas. Cada paso que ellos dan fuera de la ley es un paso más que dan hacia su propia autodestrucción, pues con actividades ilegales sólo hacen tambalearse cada vez más su propia fuente de poder.

Cuarto, RESISTIR, RESISTIR, Y RESISTIR!!!

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.