Muere decapitado miembro de la Resistencia hondureña de manos de la Policía

 Denuncian que la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC)interrogó a Santos antes de que apareciera su cuerpo.(Foto: Agencias)

Denuncian que la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC)interrogó a Santos antes de que apareciera su cuerpo.(Foto: Agencias)

Un miembro del Frente de la Resistencia contra el golpe de Estado de Honduras fue decapitado este viernes en la noche presuntamente por la Policía a las órdenes del régimen de facto que gobierna ese país, de acuerdo con el presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos (Codeh), Andrés Pavón.

“El cuerpo de Santos Corrales García fue encontrado ayer (viernes) cerca de Talanga (50 km al este de la capital) y la cabeza aún no ha aparecido”, denunció Pavón

El activista relató que Corrales había sido detenido el pasado 5 de diciembre en la colonia Nueva Capital, sur de Tegucigalpa, por cinco personas vestidas con uniformes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), con fusiles Galil y pistolas 9 mm y transportándose en un vehículo Tacoma azul.

Dijo que el fallecido fue torturado para sacarle información acerca de la ubicación de Ada Marina Castillo, una comerciante que brindaba víveres y suministros a los miembros del Frente como contribución para apoyar sus manifestaciones de lucha en contra de Roberto Micheletti y a favor de la restitución del presidente constitucional, Manuel Zelaya.

“Durante el recorrido les pusieron bolsas negras en la cabeza para hacerlo perder la orientación, lo tuvieron en casas clandestinas o supuestas celdas de policía, en el interrogatorio les preguntaban por Ada Marina Castillo”, explicó.

Pavón dijo que junto con Corrales fueron arrestados otros miembros que responden a los nombres de Vilma Martínez, Sandra Yamilet Ordóñez, Luis Carballo e Isidro Baca, quienes también fueron llevados atados de pies y manos, a la salida del norte de la capital y a Baca, en Choluteca, 120 km al sur de Tegucigalpa, y le ordenaron abandonar el barrio en donde viven por “órdenes del Gobierno”.

“Consideramos que este horrendo crimen se suma a otros más que han ocurrido, donde los cuerpos presentan señales de tortura brutal, como cortarles la lengua y las orejas”, aseguró el Codeh en un comunicado. “Esta agresión, de baja intensidad, está orientada a la construcción del miedo colectivo”, señaló.

El activista humanitario aseguró que la muerte de Corrales García se enmarca en una ola represiva del Gobierno de facto contra los miembros del Frente de Resistencia.

Honduras vive una crisis política a raíz del golpe de Estado contra el mandatario Manuel Zelaya el pasado 28 de junio, que instaló posteriormente un gobierno de facto que se mantiene en el poder hasta la fecha, pese al rechazo gran parte de la comunidad internacional.


Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.