Rodas asegura que golpe contra su país y ALBA será vencido

 Patricia Rodas manifestó que el golpe será vencido y que Honduras estará con la ALBA hasta el final de los tiempos. (Foto: teleSUR)

Patricia Rodas manifestó que el golpe será vencido y que Honduras estará con la ALBA hasta el final de los tiempos. (Foto: teleSUR)

La canciller de legítima de Honduras, Patricia Rodas, manifestó que el Golpe contra su país y contra la ALBA será derrotado, pues aseguró que es un copromiso de su pueblo y de su Presidente.


La canciller legítima de Honduras, Patricia Rodas, aseguró este lunes en el cierre de VIII Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), que el Golpe de Estado en su país, que también fue  contra el bloque, será vencido y manifestó que la fuerza del pueblo va a lograr “no por la necesitad, sino por obligación” la consolidación de una Asamblea Nacional Constituyente.

“El Golpe que ha sido asestado contra el ALBA y Honduras (y) será vencido en Honduras, es un compromiso de nuestro pueblo y nuestro presidente (Manuel Zelaya), es un compromiso con el maestro de nuestra historia, es un compromiso con usted, Fidel Castro Ruz, aprendimos la lección”, expresó Rodas ante los mandatarios y representantes de los nueve países miembros de la Alianza, reunidos en La Habana, Cuba, desde el fin de semana.

La canciller indicó que “cada agresión será vencida, nuestro continente va a vivir libre” y aquí (refiriéndose al podio) “vendremos a rendir cuentas y a decir en qué hemos fallado”.

Rodas indicó que en estos momentos se está defendiendo “el derecho democrático de nuestros pueblos” y se construye el “derecho a la reconquista” para hacer un gobierno grande, pese a las amenazas que reciben los pueblos del continente por parte de los  grupos de poder económico y sus cúpulas.

“A pesar de los engaños y maniobras para institucionalizar el golpe de Estado, ni hoy, ni mañana, ni nunca, permitiremos que nuevamente se convierta nuestro territorio en un lugar donde se teja las grandes y terribles maniobras sobre los procesos revolucionarios”, aseguró la representante hondureña.

La ministra de Exteriores recordó que en el gobierno del derrocado presidente, Manuel Zelaya, “fuimos haciendo las construcciones para levantar la democracia” y se entregaron a la “confianza de las urnas” electorales como un medio de participación pacífica, sin embargo, “todos los renglones que pudimos levantar”, que constituyeron un impacto en la conciencia del pueblo hondureño, los grupos de poder los hundieron y entregaron Honduras a Estados Unidos.

“Nuestro proyecto de liberación terminó con la historia silenciosa que nos condenó a hacer una plataforma  flotante del Ejército de EE.UU.”, reflexionó.

Para Rodas, Honduras y su pueblo se integraron a los de Suramérica, vencieron las debilidades y siguieron los “sueños de Morazán, Martí y Sandino”.

A su juicio, con el andar del tiempo el mundo y América aprendieron a ver “que Honduras también existe” y es el “renacer de una nueva patria”.

“Las  transformaciones y estructuras (…) están en manos de los pueblos, somos indestructibles, Honduras estará con la ALBA hasta el final de los tiempos, hasta construir nuestro proyecto liberal, nuestro socialismo”, aseguró.

Relató que la fuerza política que se ha constituido en Honduras, por parte de los estudiantes, indígenas y sociedad, que estudian y consolidan un frente amplio y “maravilloso va a arrebatar lo que le ha sido quitado por la fuerza”.

“La fuerza camina inexorablemente no a la necesidad sino a la obligación de construir el poder  constituyente”, aseguró Rodas.

Rodas indicó que el pasado 28 de junio, el día que el Ejército sacó por la fuerza al presidente constitucional, Manuel Zelaya, fue el día en que el gobierno hondureño le preguntaría “a la sociedad sobre su destino”, para llevar “a la Constitución a darse las leyes” se iba a consultar la posibilidad activar el poder Constituyente.

Se cayeron las máscaras

Por otro lado, la representante hondureña en la Cumbre, habló en nombre del presidente Zelaya para abrazar “el ejemplo de resistencia y paciencia”. El presidente Zelaya “ha decidido marchar con los pueblos del ALBA y de nuestra América”, en su afán de “prestar su vida” para que caigan “cada una de las máscaras”.

Rodas confirmó que “cada máscara ha caído estrepitosamente: los falsos discursos a favor de la democracia, la de los falsos líderes internacionales que procurando alternativas para la democracia han hundido el cuchillo. Han caído las máscaras que han marchado al lado de nuestro pueblo y los dejaron en el camino y se sumaron a las elecciones”, enmarcadas en un golpe de Estado.

Dijo que la Alianza Bolivariana en su país es transparente y es un mecanismo para llevar “salud, vivienda, tractores sencillos para manejar y producir frijoles. El esfuerzo para recuperar empresa públicas. El esfuerzo por controlar los negocios especulativos de los banqueros (…) el esfuerzo por controlar el precio de la energía eléctrica que se produce en Honduras,  que está en pequeños grupos. El esfuerzo de parar a los mineros que rompen la tierra”.

“El esfuerzo de llevar educación gratuita, consolidar los proyectos de solidaridad para acabar con el analfabetismo”. En Honduras, el gobierno de Zelaya, con el apoyo de la ALBA, se acabó con el 50 por ciento de analfabetismo, aseguró.

La ministra insistió en que caminará al lado de la Alianza y que junto a líder de la Revolución Cubana, ha aprendido la lección.
<!– @page { margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } –>

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.