Zelaya denuncia doble moral de diplomacia de EE.UU. respecto a Honduras

El presidente derrocado de Honduras, Manuel Zelaya denunció en entrevista exclusiva a teleSUR la doble moral de la diplomacia estadounidense puesto que sabía que su exilio y el gobierno de facto de Roberto Micheletti atentaban contra la constitucionalidad en Honduras, pero sin importar esto, permitieron elecciones fraudulentas mientras que la resistencia se agolpaba en la embajada de Brasil.


Zelaya reaccionó de esta manera a los documentos confidenciales del Departamento de Estado publicados este domingo por Wikileaks donde se revela que Washington no tiene duda de que en Honduras hubo golpe de Estado contra él.


“Este documento nos va a servir para acudir a la Corte Penal Internacional y de los Derechos Humanos para denunciar a EE.UU. Como Estado violador de los derechos humanos pues no tomó ningún tipo de prevención ante el Golpe de Estado, la revelación de Wikileaks los compromete mucho porque conociendo el delito, lo encubren” dijo Zelaya en entrevista exclusiva a teleSUR.


Manuel Zelaya consideró paradójico cómo el control mediático de los medios internacionales oculta verdades o dice medias verdades, pues ya se conocía antes de la revelación de los documentos de Wikileaks que EE.UU sabía del golpe de Estado en Honduras pues fue fragado en Washington.

Al respecto el mandatario derrocado dijo que “la inteligencia estadounidense sabía del Golpe de Estado (y se apoyó) de la limpieza ideológica de los halcones de Washington, cuyo plan contempló asesinatos de periodistas y en contra de disidencia, no sólo durante el gobierno de Micheletti sino también en el de (el presidente) Lobo”.

Por todo lo expuesto el ex mandatario consideró que el gobierno de Washington está “en aprietos” por violar los derechos humanos en Honduras. Culminó Zelaya mencionando la paradoja de Estados Unidos hace unas semanas cuando consideró excluir la evaluación de Derechos Humanos en Honduras para analizar si el país centroamericano regresaría a la Organización de Estados Americanos.


En el texto revelado por Wikileaks, la embajada estadounidense en Honduras reconoce que nunca se demostró que el presidente Zelaya haya roto la ley y afirma que el argumento de que intentaba prolongarse en el poder en una suposición.

En el documento se revela que los argumentos esgrimidos por Micheletti y los militares y políticos golpistas “no tienen ninguna validez sustancial” y agrega que “algunas son abiertamente falsas”.

El informe considera que varias de las medidas ejecutadas por los golpistas fueron “patentemente ilegales”, desde el hecho mismo de que “los militares sacaran a Zelaya del país sin autoridad para hacerlo”, algo que “violó múltiples garantías constitucionales, incluyendo la prohibición de expatriación, la presunción de inocencia y el derecho a un proceso legal”.


EE.UU. fue el país que más se tardó en aplicar sanciones tras el derrocamiento de Zelaya, mientras que otros Gobiernos como los de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), y del Mercado Común del Sur (Mercosur), se pronunciaron en contra del golpe casi inmediatamente.

Después de transcurridos 73 días del suceso, EE.UU decidió suspender la ayuda de la Cuenta Reto del Milenio (CRM) para el país centroamericano, estimada en 11 millones de dólares.

Pasado menos de medio año del golpe, la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, restableció las relaciones con Tegucigalpa y reactivó nuevamente la ayuda financiera para el presidente sucesor del régimen de facto, Porfirio Lobo.

“Acabo de escribir una carta al Congreso de Estados Unidos notificando que vamos a restaurar la ayuda financiera a Honduras”, manifestó Clinton durante su participación en la III Reunión Ministerial Caminos a la Prosperidad en las Américas, realizada en San José, Costa Rica, en marzo pasado.


El ex presidente Manuel Zelaya fue derrocado en un golpe de Estado el 28 de junio de 2009 ejecutado por efectivos militares de su país.

Posteriormente, fue desterrado en Costa Rica pero retornó clandestinamente a Honduras algunos meses después y se refugió en la embajada brasileña en Tegucigalpa hasta que asumió el poder Porfirio Lobo en enero de 2010, momento en el cual se exilió en República Dominicana.

 

 

teleSUR/rp-FC

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.