Cumplió un sueño: conocer al científico Salvador Moncada

SAN PEDRO SULA.- Cuando estudiaba en la Escuela de Música Victoriano López, Saúl Cárcamo soñaba con encontrar al científico hondureño Salvador Moncada en algún lugar y decirle, por lo menos, “hola”, pero más temprano que tarde, a este joven sampedrano el anhelo se le hizo más que realidad.

Gracias a la música, y sobre todo al violín, Cárcamo encontró la ruta precisa para llegar a Londres y convertirse en 2010 en técnico de un laboratorio del Instituto Wolfson para la Investigación Biomédica del University College, dirigido por su compatriota, el Sir Salvador Moncada. Cabe mencionar que sus estudios universitaros en la Universidad Nacional De Honduras En El Valle De Sula “UNAH-VS” siempre en el área de medicina.

Más que una relación académica, Cárcamo ha logrado ahora estrechar una relación amistosa que le ha permitido compartir con el prestigiado científico y su esposa, su Alteza Real Princesa María-Esmeralda de Bélgica.

“Me siento muy alegre porque he logrado cumplir mi sueño. Yo siempre he admirado al doctor Salvador Moncada porque es uno de los científicos más importantes del mundo, con bastantes logros y reconocimientos”, dice.

Cuando escuchó por primera vez el nombre de Salvador Moncada, Cárcamo comenzó a investigar en las fuentes de información que tenía disponibles, a excepción de internet, que en ese entonces no era masivamente utilizada por los estudiantes de Honduras.

Moncada, nacido en 1944 en Tegucigalpa, es una de las autoridades científicas más importantes en Londres, pues, por medio de sus investigaciones se han logrado avances en la medicina. Por ejemplo, después de descubrir el desempeño del óxido nítrico, un laboratorio inventó el Viagra.

Cárcamo ahora no sólo tiene la posibilidad de saludarlo con un simple “hola”.  “Cuando platicamos, él me habla de sus experiencias que tuvo cuando vivió en El Salvador. Hablamos de música, porque a él le gusta hablar de música clásica. Hablamos de Honduras”, dice.

UNA BECA LO LLEVÓ A EE.UU.
Para llegar al Instituto de Moncada, Cárcamo tuvo que dar un primer paso. Hace tres años logró obtener una beca para cursar estudios de Medicina en la Northwestern State University de Louisiana.

“Por tocar violín conseguí la beca. Vinieron de esa universidad a la Victoriano López e hicieron unas audiciones para llevar a algunos alumnos. Varias personas pasaron. Lo más importante era saber inglés. Yo me gradué en diciembre y en enero de 2008 me fui”, relata Cárcamo.

Para gozar de la beca, brindada por la Universidad, Cárcamo debía pertenecer a la orquesta, ensayar todos los días, recibir clases de violín y mantener un buen nivel académico.
Cuando se encontraba en Louisiana, Cárcamo logró conseguir el correo electrónico del doctor Moncada y le envió un mensaje en el cual le expresaba que “era hondureño que estudiaba Medicina en Estados Unidos y que lo admiraba”.

Luego de intercambiar varios correos,  manifestarle el interés de “hacer un trabajo de verano” y “recordarle que era un estudiante de Honduras”, este joven perseverante logró que Moncada le solicitara información personal para darle el visto bueno.

Cárcamo ahora realiza un trabajo temporal en un laboratorio del Instituto, dirigido por Moncada, donde aprende técnicas de biología molecular.

“Ahorita están investigando las células con cáncer, cómo funciona el metabolismo. Yo he hecho trabajos menores, limpiar cosas, hacer experimentos para los doctores”, dice.

Cárcamo, quien procede de una familia modesta y cristiana, se siente orgulloso porque ha logrado la meta de estar con el científico hondureño y considera que “nada es imposible”.

“Es importante confiar en Dios, pero hay que trabajar bastante, porque no hay que esperar que las cosas lleguen, uno tiene que buscarlas”,  dice.

Cárcamo estará ocho meses más en el laboratorio dirigido por Moncada y volverá a Louisiana para continuar los estudios de Medicina. Él aspira a convertirse en un científico, como su compatriota.

EN SU VOZ
“Cuando estaba en segundo curso unos profesores de Ciencias Naturales hablaron del doctor Salvador Moncada, desde ese momento comencé a investigar y me di cuenta de todo lo que había hecho”

“Los niños y jóvenes deben tener metas para que las alcancen cuando sean grandes”

“La clave está en que exista una buena relación matrimonial.  Más que palabras, uno debe darles a los hijos el buen ejemplo. Así ellos pueden lograr sus metas”:
Saúl Cárcamo, padre del futuro científico, quien está casado con Jeaneth Esperanza Zúniga.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Una idea en “Cumplió un sueño: conocer al científico Salvador Moncada

  1. Pingback:Tweets that mention Cumplió un sueño: conocer al científico Salvador Moncada « FRU UNAH-VS -- Topsy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.