Progromo desde la UNAH

Por: Armando Cerrato

Con la anuencia de las máximas autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y posiblemente con fuerte financiamiento de la presidencia de la República, el Frente Unido Universitario Democrático (FUUD), ha desatado una fuerte campaña electoral en los campus de Ciudad Universitaria “José Trinidad Reyes” de Tegucigalpa, y todos los centros regionales del país.

El FUUD es el tradicional brazo universitario del Partido Nacional de Honduras en la UNAH, considerada como el reflejo de la sociedad hondureña, donde por ahora, reina sin oposición un nacionalismo que no es ni cristiano ni humanista como pregonan sus dirigentes apoyando incondicionalmente a su actual propietario Porfirio Lobo Sosa, quien desde la presidencia de la República se ha olvidado que la justicia social, la libertad y la democracia son elementos fundamentales de cualquier humanismo cristiano, y actúa dictatorial, absolutista y autocráticamente, en detrimento del pueblo hondureño que desde otras fuerzas políticas tradicionales y en formación, aún no levanta cabeza.

La UNAH es pieza clave en los planes continuistas de Porfirio Lobo Sosa, quien, al parecer, tiene fijo en su mente, un sueño similar al de Adolph Hitler -con las limitaciones propias de tiempo, distancia, inteligencia, liderazgo, formación, empuje y organización política-: un imperio que dure mil años; porque su mente es incapaz de concebir una Honduras mejor si la población no tiñe de azul nuevamente el mapa electoral el 2014 posiblemente ya con una serie de reformas electorales que permitan reelección continua o alterna de presidente de la República y un alargamiento de período mandatorio de seis a siete años.

Por ahora el FUDD presenta una cara de unidad que está lejos de ser sólida, pues, tras los líderes estudiantiles de hoy, están los viejos líderes del pasado, incrustados en diferentes puestos de mando en el sector docente y administrativo de la UNAH, mientras se ha logrado batear a emergentes con algunas ideas “innovadoras” y no mercantilistas.

El FUUD, se prestó en un cercano pasado a la intervención abierta de los puestos de mando de la Universidad, junto a algunos profesionales que en sus tiempos de estudiantes fueron gente de ideas democráticas y líderes de  frentes estudiantiles de alguna tendencia izquierdista, pero sin dejar de ser, en el momento preciso, el brazo político en la UNAH del Partido Liberal, el otro tradicional de Honduras, y que hoy ayudan abiertamente al nacionalismo a destruir todo vestigio de protesta y oposición razonable a la autocracia, la dictadura, el oscurantismo y la grosería contra docentes, administrativos, estudiantes y trabajadores de la UNAH.

El sindicato de trabajadores y la asociación de docentes de la UNAH, han sido literalmente castrados por la cúpula impuesta y apoyada política y económicamente por el gobierno de Porfirio Lobo Sosa que, fiel a la instrucción política que en su momento recibió en la ya desaparecida Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS), desarrolla en política lo que los rusos aplicaron y aplican aún a otras etnias y grupos religiosos: un “progromo”.

Aunque algunos lectores se disgusten voy a ilustrarles sobre lo que es un pogromo.

Por definición pogromo (del ruso ??????, pogrom: «devastación») consiste en el linchamiento multitudinario, espontáneo o premeditado, de un grupo particular, étnico, religioso u otro, acompañado de la destrucción o el expolio de sus bienes (casas, tiendas, centros religiosos, etcétera). El término ha sido usado para denotar actos de violencia sobre todo contra los judíos, aunque también se ha aplicado para otros grupos: sindicatos, centrales obreras, asociaciones intelectuales, partidos políticos, grupos campesinos y estudiantes de todos los niveles, agroindustriales, hacendados, madereros, mineros, comerciantes industriales y aún militares.

Mire usted el estilo de gobernar de Lobo Sosa y sus títeres en los otros dos poderes del Estado, donde los intereses políticos y mercantiles de sus integrantes, están por sobre cualquier búsqueda del bien común de la nación hondureña como debiera ser, convirtiéndose así en arte y parte activa del creador del “pogromo” nacional, que tiene su punto de origen, desarrollo y expansión en la UNAH.

Pronto será dado a conocer un reglamento electoral para la integración de estructuras políticas en la parte académica y estudiantil de la UNAH, mientras el Sindicato que se resiste a morir ha denunciado la existencia de una directiva paralela pronta a asaltar el poder y someter para siempre a los trabajadores a la voluntad del poder.

Mientras, el FUUD que ya debe conocer el reglamento, supuestamente en elaboración, aplastará los anhelos estudiantiles con derroche de dinero en materia de propaganda y compra de votos claves y otras suciedades electorales, como ha sido su práctica de siempre. Eso, si el estudiantado consciente, aparentemente desorganizado, no se pone las pilas y les deja tomar el poder para que el “statu quo” de: dejar hacer, dejar pasar, que impera hoy en la UNAH, persista como base del “progromo” político nacional, que ya cobra muchas víctimas, incluso mortales.

Comentarios Vía Facebook:

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.